Masiva manifestación de nuevo en la plaza Tahrir

La plaza Tahrir de El Cairo es escenario de una masiva concentración contra el régimen de Hosni Mubarak, en el poder desde 1981, en una nueva manifestación para pedir su salida del poder, cuando se cumplen dos semanas de protestas.

Los manifestantes están situados en zonas aledañas a la plaza Tahrir, aunque cerca del límite norte de ese lugar hay centenares de partidarios de Mubarak que se mantienen separados del resto de la multitud, según pudo comprobar Efe.

Fuentes de los Hermanos Musulmanes, el principal grupo de la oposición, calculan que en la plaza Tahrir había después del mediodía cerca de 300 mil personas, una cifra que no ha sido posible contrastar con cálculos de las fuerzas de seguridad.

Pero, según pudo constatar Efe, la multitud reunida hoy era similar a la de las jornadas en las que han acudido centenares de miles de personas.

En uno de los accesos a la plaza, al final de un puente sobre el Nilo, los que entraban debían superar cuatro cordones de seguridad, montados por militares y por comités formados por los organizadores de la protesta.

Al igual que en otras jornadas anteriores, había muchos grupos de familias, y especialmente la bandera de Egipto era lo que más se veían entre los asistentes a la manifestación.

También había escritores y profesionales de la industria cinematográfica, la más importante de Oriente Medio.

Ya desde las colas para el acceso se oían los lemas contra el régimen, como “Gamal (Mubarak), dile a tu padre que no le queremos”.

Las pancartas insistían en la intención de los manifestantes de no abandonar la plaza “ni aunque se divorcie (Mubarak) de Susana”, como decía una de ellas.

Es la primera protesta masiva después de que se iniciara un diálogo entre representantes del régimen y la oposición, el pasado domingo, en un intento de las autoridades para desalentar a la gente y se quede en casa.

“Mubarak ha hecho lo que quiere él, no lo queremos, quien que la gente se eche a dormir”, dijo a Efe uno de los manifestantes, Hisham Abdel Jaled.