Lula inaugurará las obras de la red eléctrica prometida hace un año en Paraguay

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llegará a Paraguay para poner en marcha la construcción de una red de distribución de la hidroeléctrica conjunta de Itaipú, prometida hace poco más de un año a su vecino.

Lula, que por la mañana se reunirá con su homólogo uruguayo José Mujica en la frontera entre esos dos países, posteriormente será recibido por el gobernante paraguayo, Fernando Lugo, en el aeropuerto “Silvio Pettirossi”, cercano a Asunción, donde ambos mantendrán la primera entrevista.

Los mandatarios se trasladarán a localidad chaqueña de Villa Hayes, a 60 kilómetros de la capital, para poner en marcha las obras de la subestación de una línea de transmisión de 500 kilovatios que unirá Asunción con Itaipú, a 330 kilómetros al este de la capital paraguaya.

Esa obra hace parte de un acuerdo bilateral de 31 puntos firmado por ambos jefes de Estado el 25 de julio de 2009 en Asunción, por el cual, Brasil se comprometió a triplicar los 120 millones de dólares que actualmente recibe Paraguay por la venta a su socio de su excedente de energía proveniente de Itaipú, situada sobre el río Paraná.

En su momento, el tendido eléctrico, cuyo costo asciende a unos 400 millones de dólares, fue presentado como una aportación de Brasil, pero este año se aclaró que será solventado por el Fondo de Convergencias Estructurales (Focem) del Mercosur, que ambos países integran con Argentina y Uruguay.

Brasil es el mayor donador en el Focem y el proyecto referido a esa obra debe ser aprobado en la cumbre presidencial del Mercosur, que se realizará el 2 y 3 de agosto en la provincia argentina de San Juan, según las autoridades paraguayas.

El cambio de la fuente de financiación de la obra, que potenciará el sistema eléctrico paraguayo, en crisis cada verano, ha derivado en duras críticas de la oposición y la prensa ante lo que consideran falta de cumplimiento de Brasil a las demandas paraguayas en Itaipú, bandera de campaña de Lugo dos años atrás.

Otros puntos del pacto, como la triplicación de las compensaciones que recibe Paraguay por la cesión a Brasil de su parte de la energía que no consume en Itaipú, están sujetos a la aprobación en el Congreso brasileño.

El acuerdo incluye la posibilidad de que Paraguay venda por su cuenta el excedente en el sistema eléctrico del vecino país y prevé además la construcción, con financiación de Brasil, de un segundo puente sobre el río Paraná, frontera natural entre ambos países.

Este cruce fronterizo permitirá la descompresión del tráfico de personas y de mercancías a través del Puente de la Amistad, que une la paraguaya Ciudad del Este con Foz do Iguazú, en el sureño estado brasileño de Paraná y donde también converge la frontera con Argentina.

La estancia de Lula en Paraguay también será aprovechada para participar de un acto vinculado a la construcción de una fábrica de concreto que la empresa brasileña Camargo Correa emprende en esa región, asociada a inversores paraguayos.