Los padres de Charlie Sheen quieren su custodia

Los excesos de Charlie Sheen han acabado por pasarle factura y el actor ha tenido que someterse finalmente a rehabilitación. Pero sus padres no confían en que vaya a cumplirla o a mantenerse sano, por lo que quieren pedir al juez que les otorgue su custodia.

Después de que esta semana tuviera que ser hospitalizado de urgencia tras una fiesta loca de 36 horas, Sheen se decidió a seguir por fin un programa de desintoxicación.

Pero en vez de hacerlo en una clínica, ha preferido cumplirlo desde casa, y eso no hace ninguna gracia a su padre. “Martin (Sheen) sabe que Charlie no hará rehabilitación en casa. Eso no existe. No va a comprometerse a estar sobrio”, han afirmado fuentes de Radar Online.

Es por ello que los padres del actor, de 45 años, están pensando en “obtener la custodia de su hijo” -tal y como hizo el padre de Britney Spears con ella- y aunque saben que es “altamente difícil” que se la concedan, van a intentar convencer al juez de que es lo mejor para la salud de Charlie.

“Charlie tose mucho y no paree importarle lo que le está haciendo a su cuerpo. Piensa que es invencible, y que puede tomar tantas drogas como quiera. Por eso sus padres están explorando todas las opciones legales para salvar su vida”, sentencia la misma fuente.

SUS COMPAÑEROS DE DOS HOMBRES Y MEDIO, FURIOSOS

Aunque la rehabilitación de Charlie Sheen es necesaria, sus compañeros de la serie Dos hombres y medio están furiosos con él porque por culpa de sus excesos han tenido que parar el rodaje por unos meses.

Hasta el momento se valoraba la actitud de Sheen porque, pese a que protagonizaba escándalos de todo tipo, siempre cumplía con sus obligaciones laborales -a diferencia de otras estrellas-, pero parece que la situación ha cambiado.

“Estamos realmente enfadados”, ha afirmado un miembro del equipo a E! News. “A muchos de nosotros no nos pagan si no trabajamos, así que si él está por ahí en rehabilitación, o con la gente del porno, o lo que sea, estamos jodidos”.