Los padres de Brad Pitt se mudan para cuidar de la familia

Seis hijos son muchos hijos para cualquiera pero el Aquiles más guapo de todos los tiempos ha vuelto a demostrar que él es todo un valiente y, lejos de emprender una huída a Itaca para alejarse del ruido que provoca su gran familia, ha decidido ofrecer batalla y pedir refuerzos contra el travieso ejército de sus pequeños ‘malditos bastardos’.

Y es que criar una familia tan numerosa exige mucho tiempo y mimo, de ahí que la pareja Pitt-Jolie se haya decidido a llamar a Bill y Jane, padres del actor, para que les echen una mano en tan importante tarea con el objetivo de dar estabilidad a los niños, según recoge Contactmusic.

Los suegros de Joile han recibido con mucha alegría la noticia y ya esperan impacientes que terminen las obras en la mansión francesa de los actores, Chateau Miraval, donde actualmente se está construyendo un apartamento privado para acomodar a la pareja mientras participa en el cuidado de Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Know y Vivianne, todos entre 9 y 2 años de edad.

Los actores pretenden evitar que los niños tengan que viajar por todo el mundo en función de las diferentes películas y proyectos que vayan realizando. “Brad es muy tradicional y quiere que sus hijos echen raíces, que puedan tener amigos e ir siempre al mismo colegio”.

El matrimonio Pitt-Jolie sigue así una senda que ya ha sido emprendida por otros actores. Este es el caso de Johnny Depp, compañero de reparto de Angelina en The Tourist, quien también ha marchado a vivir a Francia con su mujer, Vanessa Paridis, y sus hijos Lily Rose y Jack, de 11 y 8 años, respectivamente, en busca de un poco de tranquilidad lejos de los focos de los fotógrafos de Hollywood.

“Johnny cree que si quiere tener una vida normal tienen que dejar Los Angeles. Todos están de acuerdo que ha llegado su hora y que es momento de cuidar de su familia. Tienen mucho dinero, quieren relajarse y disfrutarlo”.

JUNTOS PERO NO REVUELTOS

“Toda la familia se va a mudar a Francia tan pronto como las reformas estén acabadas. De momento, tienen seis niñeras, una por cada niño, aunque el plan es ir prescindiendo paulatinamente de ellas para que sean Bill y Jane los que se encarguen del cuidado de los niños”, ha explicado una fuente a The Sun.

“Los padres de Brad Pitt vivirán en un apartamento situado en un antiguo edificio que antes servía como palomar pero es suficientemente gran para albergar una sala de estar, una cocina y un par de habitaciones. Será un adorable chalecito para ellos”.