Llega la ayuda internacional lentamente a Pakistán

Varios países, como Afganistán, Turquía, Estados Unidos y Arabia Saudí han prometido dar millones de dólares en efectivo.

Pakistán, devastado por las inundaciones, afirmó haber recibido ya unos 300 millones de dólares de ayuda internacional, pero el flujo de fondos sigue siendo lento, e Islamabad como Washington se inquieta de que el desastre pueda estar favoreciendo a los insurgentes.

Las inundaciones, que mataron al menos a 1.400 personas y afectaron en total a 20 millones, han barrido pueblos, tierras cultivables e infraestructuras.

Más de 650.000 familias siguen sin tener el alojamiento más básico, según la oficina de coordinación de asuntos humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

La ONU pidió 460 millones de dólares de ayuda, y dijo haber recibido el 54,5% de esa cantidad, incluyendo promesas que aún deben convertirse en dinero efectivo.

Zamir Akram, embajador de Pakistán ante la ONU en Ginebra, dijo que su país ha recibido una ayuda de 301 millones de dólares a través de Naciones Unidas y mecanismos bilaterales directos.

Varios países, como Afganistán, Turquía, Estados Unidos y Arabia Saudí han prometido dar millones de dólares en efectivo.

La ONU advirtió que se necesita aún más para evitar que la falta de alimentos y las enfermedades provoquen una “segunda oleada de muertos”.

La Unión Europea anunció este miércoles que aumentaba su ayuda en 30 millones de euros, hasta un total 70 millones.

Alrededor de seis millones de personas están expuestas a enfermedades transmitidas por el agua, como fiebres tifoideas, hepatitis A y cólera.

El embajador Akram dijo que las tareas de reconstrucción en zonas del norte costaría 2.500 millones de dólares, y aseguró que las inundaciones han devastado un área “del tamaño de Inglaterra”.

Los expertos han urgido al gobierno a que se muestre diligente, y han advertido que las pérdidas económicas podrían hacer aumentar el paro y también la conflictividad social.