Lily Allen: “Rezad por mí”

Recientemente nos despertábamos con la noticia de que la cantante británica Lily Allen había perdido el hijo que esperaba por culpa de un aborto espontáneo en su sexto mes de embarazo.

Sin embargo, no es la primera vez que la artista sufre un aborto. Hace dos años, Allen perdió el hijo que esperaba con su pareja de entonces, Ed Simos de los Chemical Brothers, en su cuarto mes de embarazo. Ahora ha pedido a sus seguidores en Twitter que recen por ella y por el bebé.

“Desconsolada y destrozada”, así se encuentra Lily Allen tras perder el bebé que esperaba por culpa de un aborto natural espontáneo cuando estaba embarazada de seis meses. Los amigos más cercanos de la artista han querido estar junto a ella en estos momentos tan duros y explican que aunque “Sam está intentado cuidar de ella”, Lily está pasado por el peor momento de su vida.

“Con gran tristeza tenemos que confirmar que Lily Allen y Sam Cooper han perdido su bebé”, anunciaba el representante de la artista la fatal noticia en un comunicado recogido por la revista ‘People’. Según el propio representante, Cooper y Allen están atravesando ahora “un momento difícil”. Además, pidió a los medios que respeten el dolor de la pareja.

Ahora sido la propia Lily la que ha querido dirigirse a sus más de dos millones de seguidores en Twitter para perdirles que recen por ella y por el bebé que acaba de perder. los fans de la artista, así como numerosos aristas conocidos, no han tardado en expresar todo su apoyo y mandarle constantes muestras de cariño a Allen.

Emma Bunton, ex Spice Girl, así como la cantante y modelo Myleene Klaas, han querido mandar a Lily y a su pareja Sam sus muestras de apoyo a través de sus propias cuentas de Twitter, mandándoles “mucho amor” en “estos momentos tan duros”.

PERDIÓ EL BEBÉ A CAUSA DE UN VIRUS

Aunque de momento sólo se ha desvelado que Lily acudió al hospital después de unos fuertes dolores en el abdomen, el periódico británico Daily Mail apunta a que una “infección viral” podría haber sido la causa de su aborto.

La artista británica canceló su actuación en una fiesta benéfica de Elton John, cosa que no sorprendió a nadie dado su avanzado estado de gestación. Sin embargo, el periódico británico añade que, además, la intención de Lily fue la de “tomar precauciones después de haberse puesto enferma por una infección viral la semana pasada”.