Líder del partido del Presidente Colom es asesinado

Asesinan en Guatemala a un miembro del comité directivo del partido del presidente Álvaro Colom

El ex diputado Obdulio Solórzano Montepeque, de cuarenta y ocho años de edad, murió en un ataque armado en un importante boulevard de la capital de Guatemala.

Solórzano Montepeque era integrante del Comité Ejecutivo de la Unidad Nacional de la Esperanza, UNE, partido actualmente en el gobierno, aunque ya no cumplía funciones oficiales.

Según las primeras investigaciones, en el ataque perpetrado por un comando que utilizó armas de asalto AK-47, conocidos como cuerno de chivo, también murió su guardaespaldas identificado como Juan Pablo Lázaro Gómez.

El vehículo en el que viajaba el ex diputado de la legislatura anterior muestra al menos cuarenta impactos de bala en el frente, los costados y en la parte posterior de la carrocería.

Obdulio Solórzano Montepeque fue al inicio del gobierno del presidente Álvaro Colom (2008-2012) Director del Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) cargo que dejó a mediados del 2009.

Este fondo maneja un presupuesto anual que sobrepasa los doscientos millones de dólares y su trabajo está enfocado en las comunidades donde se requieren proyectos de infraestructura como agua potable, drenajes y viviendas, especialmente en poblaciones afectadas por el conflicto armado registrado en Guatemala.

Además, el ex diputado asesinado era propietario de varios expendios de gasolina y de hoteles en el sureño departamento de Escuintla, localizado a cincuenta y seis kilómetros de ciudad Guatemala.

Este ataque armado se registra pocos días después que el presidente Álvaro Colom y la dirigencia del partido oficial, denunciaran que diferentes sectores estarían interesados en crear un clima de inestabilidad, buscando crear condiciones que se asemejaban a las de Honduras cuando fue relevado del cargo el presidente Manuel Zelaya.

El Presidente Colom señaló a políticos, empresarios y a la prensa de confabularse para debilitar a su administración, que es cuestionada por el incremento de las muertes violentas que cobra al menos 19 víctimas cada día.