La UE considera “absolutamente necesario” el fin del litigio entre Costa Rica y Nicaragua

El jefe de la delegación de la Comisión Europea (CE) para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, consideró como “absolutamente necesario” que se resuelva “lo más pronto posible” el litigio fronterizo que enfrenta a Costa Rica y Nicaragua desde octubre del año pasado.

En declaraciones al canal 12 de la televisión local, el diplomático dijo que es “absolutamente necesario” solucionar ese conflicto y superar las “tensas relaciones” que atraviesan ambas naciones porque, a su juicio, “es muy malo para el proceso de integración centroamericano” y las relaciones comerciales y políticas bilaterales.

Sugirió a ambas partes “pensar en el tema de la migración nicaragüense en Costa Rica”, donde viven alrededor de un millón de nicaragüenses, la mayoría de ellos indocumentados, según diversas fuentes.

Goldstein afirmó que han hablado con inmigrantes nicaragüenses en Costa Rica y “felizmente no hay un efecto directo, pero si cambia el ambiente”, después del 8 de marzo cuando se pronuncie la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, “sería fatal”.

Costa Rica acusó a Nicaragua ante la CIJ de violación a su soberanía territorial por mantener soldados en una zona que San José dice que es territorio costarricense, considerado por Managua como suyo.

El área que centra la controversia está en Isla Calero, de Costa Rica, donde, según San José, Nicaragua está dragando un canal que une el cauce del río San Juan con la laguna Portillos (Harbour Head), que da al mar Caribe, ambos cuerpos de aguas nicaragüenses.

La CIJ dará a conocer su decisión sobre las medidas provisionales pedidas por Costa Rica en contra de Nicaragua el próximo 8 de marzo.

Costa Rica solicitó a los jueces de la CIJ que impongan medidas cautelares a Nicaragua para que detenga todos los trabajos en la zona, además de sacar a su personal militar del área en conflicto mientras se desarrolla el juicio de fondo, un proceso que podría tardar entre dos y cuatro años.

“La esperanza es que esto (litigio) se va a arreglar y ojalá rápidamente con el fallo de la Corte”, continuó el diplomático, que recordó que una delegación del Parlamento Europeo pidió a ambos países, la semana pasada, acatar la decisión del tribunal internacional.

“Hemos llamado a las partes efectivamente a trabajar en esta dirección, de cumplir con lo que dicen allí (en la CIJ)”, añadió.