La UE abordará con Marruecos la situación en el Sáhara

La Unión Europea y Marruecos analizarán la situación en el Sáhara Occidental en la reunión del Consejo de Asociación que ambas partes mantendrán el próximo 13 de diciembre en Bruselas tras los últimos incidentes violentos que se han vivido en la antigua colonia española después de que Rabat desmantelara por la fuerza el pasado 8 de noviembre el campamento de saharauis instalado a las afueras de la capital para reclamar una mejora de sus condiciones socioeconómicas.

“La cuestión será abordada en este marco”, han explicado este martes fuentes cercanas a la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, en referencia a la reunión del Consejo de Asociación UE-Marruecos que tendrá lugar a mediados de diciembre, una reunión prevista desde hace tiempo. “Continuamos vigilando de cerca la situación”, han precisado las mismas fuentes.

Ashton había lamentado este lunes que las autoridades marroquíes hayan impedido el acceso de periodistas internacionales, sobre todo españoles, a El Aaiún, y había expresado su apoyo a los esfuerzos de Naciones Unidas para “resolver este conflicto”.

No se excluye que los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintisiete puedan abordar la situación del Sáhara y el desmantelamiento del campamento saharaui en la reunión que mantendrán el próximo 22 de octubre en Bruselas. “No está en la agenda”, aseguraron sin embargo las citadas fuentes.

La activista saharaiu Aminetu Haidar reclamó esta semana en el Parlamento Europeo la intervención urgente de la Unión Europea para esclarecer “las violaciones de Derechos Humanos” cometidas por las fuerzas de seguridad marroquíes y “milicias de civiles” contra la población saharaui y le instó a apoyar el envío de una comisión de investigación a instancias de la ONU para ello.

Asimismo, reclamó que la UE no renueve el acuerdo pesquero que firmó con Marruecos en 2006 y que expira el próximo mes de febrero si se continúa incluyendo la posibilidad de pesca “en aguas territoriales saharauis” e instó a la UE, en todo caso, a dejar de autorizar que la flota pesquera europea continúe sus actividades en la zona.