La situación de Honduras es más “positiva” de lo que se cree, según Uribe

La situación que vive Honduras después de la crisis por el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en 2009 es más “positiva” de lo que se cree, aunque en el extranjero persista el “fantasma” de que hay “inestabilidad” en el país, afirmó en Tegucigalpa el ex presidente colombiano Álvaro Uribe.

En una entrevista en el programa 30/30 del Canal 3 de la televisión local, Uribe expresó que le ve “al proceso interno de Honduras un avance más positivo de lo que se pueda leer en el extranjero, en muchas partes, porque todavía (…) tienen el fantasma de la inestabilidad”.

“En muchas regiones tenemos el más positivo concepto de lo que está ocurriendo en Honduras”, pero otros “tratan de crear fantasmas de decir que en Honduras hay inestabilidad”, agregó.

“Honduras está en un proceso de reconstrucción de un mayor grado de convivencia política”, al tiempo de que “va recuperando la solidez de su economía”, aseveró.

Sin precisar cifras, el ex mandatario colombiano apuntó que un reciente informe de la revista británica The Economist contiene “muy buenas anotaciones sobre la evolución económica de Honduras”.

Entre esos buenos resultados mencionó el reciente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), una “inflación moderada”, recuperación del crecimiento económico, reducción del gasto público, y aumento de las reservas internacionales y de la inversión.

“Si el país tuviera la inestabilidad que algunos críticos le atribuyen por fuera de Honduras, entonces no estaría produciendo esos buenos resultados económicos”, puntualizó Uribe.

En lo político, destacó que “con la conducción sabia, prudente, del presidente Porfirio Lobo, Honduras ha venido consolidando su estabilidad” meses después de la crisis derivada del derrocamiento de Zelaya.

Uribe consideró que el proceso de diálogo que Lobo mantiene con diversos sectores políticos y sociales “terminará apaciguando los ánimos en Honduras”.

El Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), integrado por seguidores de Zelaya, rechazó el diálogo por orden de éste y porque no reconoce al Gobierno de Lobo, pues lo considera continuador del golpe de Estado.

Uribe fue de los primeros presidentes americanos en reconocer al Gobierno de Lobo, a quien visitó al día siguiente de que tomara posesión, el 27 de enero pasado.

Lobo recibirá hoy en la Casa Presidencial a Uribe, quien llegó a Tegucigalpa invitado a dictar una conferencia en el Consejo Hondureño de la Empresa Privada y también será condecorado mañana por el Congreso Nacional.