La Simple Realidad-( por Fernando Poma)

He estado bastante callado sobre temas país pero un amigo insistió que compartiera algún comentario al cierre de año.

La Simple Realidad

 

  1. Las verdaderas soluciones no provienen de un juego de suma cero o de decisiones de blanco o negro. Cada situación es distinta y cada reto requiere de acciones acorde a esa situación específica.

 

  1. El pais no saldrá adelante sin generación de empleo. Para esto se requiere estimular la economía a través de la inversión. Al FMLN se le dificulta esto, haga lo que haga, porque, entre otras cosas, su “marca” genera miedo e incertidumbre y la inversión le huye a la incertidumbre.

 

  1. No es necesario reinventar la rueda. Una cosa con lo que contamos a nivel mundial son historias de casos de éxito. Hay que ejecutar con éxito las mejores prácticas comprobadas. La gran mayoría de comisiones con decenas de miembros, cada uno intelectual dueño de la verdad y aferrado a su opinión, no sirven para mucho. Lo que necesitamos no son más pensadores, sino más ejecutores.

 

  1. Se requieren de más ingresos del estado y en paralelo, un recorte fuerte del aparato estatal. Cualquier esquema de impuestos no debe afectar a personas de escasos recursos. En cuanto al gasto, se tendrá que enfocar en un recorte de nómina (y no en factores que no mueven la aguja). El aparato estatal entero debe ser analizado base cero y el número de plazas y características del contratado deben ser ideales para el trabajo que se requiera hacer. Los recursos generados con estos cambios serian óptimamente invertidos en iniciativas que logren valor a largo plazo como generación de aún mayor inversión sostenible (siendo esta última palabra la palabra clave) y por consecuencia, empleo (y no en otras alternativas de gasto).
    Todo esto no va a ser popular. Sin embargo, no necesitamos de más popularidad sino de líderes que estén dispuestos a tomar las decisiones duras requeridas para transformar el país de una vez por todas.

 

  1. El cambio positivo requerirá de una visión distinta de cada ser humano. Debemos darnos cuenta que el odio y la división solo nos mantienen paralizados y es la fórmula segura del fracaso. Además, necesitamos entender que la única manera de lograr éxito es celebrándolo, cosechándolo, y no resintiéndolo. Y ya que estamos en esto, debemos apartar a aquellos que lo único que buscan es nunca ser parte de la solución.

 

  1. Escoger la ideología correcta no suficiente. Más que ideología es cosa de visión y capacidad de ejecución. Así como no contrataríamos a un poeta para construir una casa, no elijamos a personas con falta de experiencia en lo que requiere el país y esperemos que milagrosamente tengan éxito. No es que no quieran. Es que no pueden, no saben cómo.