La muerte de Mehsud sería un golpe muy duro para los talibanes

La muerte de Mehsud sería un golpe muy duro para los talibanes
La muerte de Mehsud sería un golpe muy duro para los talibanes

La muerte del jefe de los talibanes de Pakistán, si ésta se confirma, sería un golpe muy duro para el movimiento extremista y el signo de un mejor entendimiento entre los militares estadounidenses y paquistaníes, según expertos de la lucha antiterrorista.

Las autoridades paquistaníes estiman -sin poder confirmarlo- que Baitulá Mehsud murió en el ataque de un avión no tripulado estadounidense al bastión talibán de Waziristán del Sur, una zona cercana a la frontera afgana.

“Se lo enterró varias veces en el pasado. Pero si esto es exacto, se trataría de un hecho importante: él se convirtió en el símbolo de la guerra de los talibanes contra el Estado paquistaní, más que cualquier otra personalidad”, dijo Bruce Riedel, ex miembro de la CIA y actual asesor de la Casa Blanca.

Por su parte, Bruce Hoffman, experto en terrorismo en la Universidad de Georgetown, afirmó que “en el panteón de los líderes terroristas, sólo Bin Laden y Zawahiri están más arriba que él”.

La muerte de Mehsud sería el signo de una estrecha coordinación entre estadounidenses y paquistaníes, cuyas relaciones han sido tensas en los últimos meses. Para Riedel, “el avión no tripulado era presumiblemente estadounidense, pero la información sobre el blanco podría haber venido de los paquistaníes”.

Mehsud figura en la lista de hombres más buscados por el Gobierno paquistaní, que le atribuye el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto y la serie de atentados que no dejan de azotar al país.

“Es también alguien que ha amenazado con cometer atentados en Estados Unidos, Londres y otros lugares”, dice Hoffman. “Miembros de su movimiento fueron detenidos durante los últimos 18 meses en España y en los Países Bajos. Él avanzaba claramente hacia un movimiento más internacional”.

Ningún sucesor parece listo para tomar eventualmente el lugar de este carismático dirigente talibán.

“Habrá una crisis de sucesión porque será muy díficil llenar el vacío. No puede haber una pérdida más grande que la de Mehsud para el TTP”, el movimiento de los talibanes en Pakistán, sostiene Rahimullah Yusufzai, experto en temas tribales paquistaníes.

Además -si se confirma- la muerte de Mehsud debería ayudar a los partidarios del uso de aviones no tripulados por parte del ejército estadounidense. Estos ‘drones’ son acusados de causar un gran número de víctimas civiles tanto en Pakistán como en Afganistán.

El ritmo de los ataques de drones ha crecido desde la llegada del presidente estadounidense, Barack Obama, a la Casa Blanca, pese a las tensiones con Pakistán sobre el tema de las víctimas civiles.