La Fiscalía peruana allanó locales del partido de Keiko Fujimori por el caso Odebrecht

La fiscalía allanó dos locales del partido de la dirigente opositora en Perú, Keiko Fujimori, en medio de investigaciones por supuesta entrega irregular de dinero por parte de la brasileña Odebrecht, un caso que tiene contra las cuerdas a la clase política y económica del país.

 

La fiscalía hizo el pedido de allanamiento para buscar documentación como parte de su investigación por el presunto delito de lavado de activos durante las campañas presidenciales de Keiko Fujimori en 2011 y 2016.

 

La medida coincidió con el día en que Fujimori estaba citada a la fiscalía para responder sobre la anotación que hizo el hoy preso ex director ejecutivo de la constructora, Marcelo Odebrecht, en una agenda personal, de una presunta donación a su campaña, hecho que ella niega.

 

En medio de las acusaciones en su contra, Fuerza Popular ha pedido la destitución del Fiscal General de Perú, Pablo Sánchez, bajo el argumento de que no incluyó desde el inicio en sus pesquisas a empresas peruanas que se asociaron con Odebrecht para ganar licitaciones de obras. Estas son actualmente investigadas.

 

La hija del ex presidente Alberto Fujimori, precisó que los fiscales buscaban los libros contables de su partido, aunque aseguró que esta documentación ya había sido presentada al fiscal José Domingo Pérez, a cargo del caso.

 

Fujimori insistió en que su partido “no recibió dinero de Odebrecht ni de las empresas consorciadas, y que tampoco conoce a los empresarios brasileños”.