La ambición del poder y la frustración

Es lamentable observar que aun exista una ambición de poder en grupos de areneros y sus compadres que aun siguen frustrados por la derrota.

Pero, es más lamentable que sigan creyendo que el pueblo salvadoreño es ingenuo y que no ha madurado políticamente hablando.

Es tiempo que en ARENA se hagan un examen de conciencia internamente y comprendan que su ciclo de llegar o estar en el poder y hacer todo a su antojo se les acabó, ahora los tiempos son otros; las condiciones son otras y por mas que a unos no nos guste y a otros menos, la izquierda llegó al poder de forma democrática y eso hay que aceptarlo, el pueblo así lo decidió y solo el pueblo decidirá lo que sucederá en el 2012 y en 2014.

Lo importante es que todos los políticos sus defensores y buitres aliados, obstinados de la ultra derecha comprendan que se debe respetar la decisión del pueblo y que no traten de jugar con ellos en los próximos comicios electorales.