Katie Holmes demanda a una revista por llamarla adicta a la Cienciología

Katie Holmes ha decidido denunciar por calumnias a la conocida revista americana Star por publicar un reportaje en el que se da a entender que tiene una grave adicción a la Iglesia de la Cienciología, comparándola con una drogadicta. La actriz ha pedido a la empresa una indemnización de 50 millones de dólares por daños morales.

La revista Star ha llevado a su portada una foto de la actriz, visiblemente desmejorada, junto a un gran titular: “Pesadilla sobre adicción: El escándalo de drogas de Katie. El principal motivo es que no puede dejar a Tom”.

El reportaje del interior denuncia la preocupación del entorno de la actriz sobre su estado desde que entrase en la Cienciología, que lidera su marido Tom Cruise. La publicación considera a esta Iglesia una secta que somete a todos sus miembros. De hecho, Star también recoge las declaraciones de un antiguo miembro que opina: “Es como la adicción a la heroína, necesitas más dosis”.

El artículo también revela muchos de los motivos por los cuales nace la “adicción” a este grupo. Según la revista, utilizan aparatos de medición eléctrica para simular experiencias emocionales del pasado y sus miembros toman hormonas para liberar endorfinas y mejorar así su estado anímico.

Star comenta que el entorno de Katie está muy preocupado por ella, y que ha cambiado de manera radical desde que está con Tom Cruise. En varias fotos se compara su asistencia al centro de la Cienciología con sesiones de tratamiento.

En la denuncia que ha interpuesto la actriz se expone: “Son viciosas mentiras sobre la demandante, diseñadas para aumentar el volumen de ventas de esta revista, y han sido calculadas para hacer daño”. Asegura que en el artículo se da a entender que Katie es adicta a las drogas, hecho que declara ser completamente falso.

Los Tribunales serán los que tengan que dictaminar si finalmente Star escribió el artículo con afán lucrativo a costa de dañar el honor de Katie Holmes, o si bien lo hizo para denunciar un posible caso de alienación extrema a una secta.