Justin Bieber y Selena Gomez celebran los Oscar de la mano

El protagonista de Never Say Never y la hechicera más popular de la factoría Disney han sorprendido al mundo entero posando por primera vez juntos. Parece que la gran noche del cine estadounidense ha sido una ocasión muy especial para esta joven pareja que no se separó un instante en toda la velada.

Sobre la alfombra roja de la fiesta organizada por la revista Vanity Fair en el Hotel Sunset Tower de West Hollywood, Justin Bieber y Selena Gomez se mostraron tan elegantes como enamorados, compartieron miradas cómplices y se dedicaron gestos de cariño sin preocuparse de los flashes de los fotógrafos.

La joven pareja incluso se conjuntó para la ocasión. Así, el cantante de Baby apostó de nuevo por un traje de Dolce & Gabbana negro, con camisa y pajarita a juego, cuya nota de color daba el pañuelo que sobresalía de su americana, de color rojo intenso, igual que el vestido de su acompañante.

Por su parte, Selena Gomez lució como una auténtica princesa un vestido largo rojo, de tirante fino y entallado en la cintura, escogido especialmente para la ocasión por la estilista Basia Richard que combinó joyas de Lorraine Schwartz y zapatos de Brian Atwood, según recoge ‘Just Jared’.

Las instantáneas muestran a una pareja enamorada pero, si así de acaramelados podía vérseles a la entrada del hotel, varios asistentes a la fiesta han afirmado que, una vez dentro, los enamorados no dejaron de cogerse la mano y que pasaron toda la noche pegados el uno al otro.

Con esta aparición pública Justin y Selena, a quienes recientemente veíamos pasear por las playas de Santa Mónica cogidos de la mano, dejan ver que, efectivamente, lo suyo parecer ser mucho más que una bonita amistad.