Johnny Depp: “Mis hijos me han dado la vida”

Johnny Depp ha confesado que nunca había tenido tanta “alegría y pureza” como la que le han dado sus hijos. El actor ha sido padre dos veces junto a la artista Vanessa Paradis y ha confesado que ser padre no le ha cambiado la vida, sino que se la ha dado. Está tan contento con su familia, que se resiste a pasar por el altar para formalizar lo que a sus ojos ya está bien establecido.

El actor de Charlie y la Fábrica de Chocolate tiene dos hijos con Vanessa Paradis, Jack -de ocho años- y Lily-Rose, de once años. La relación entre Johnny Depp y ellos es tan buena que asegura que su vida ha dado un giro enorme a mejor desde que nacieron.

“(Su nacimiento) no me cambió la vida. Me la dio”, ha afirmado el actor, según recoge Showbiz Spy. “Mis niños son geniales. Incluso cuando eran bebés aprendía de ellos”.

Ahora que ya han crecido, su padre está encantado con todo lo bueno que añaden a su vida y lo mucho que le hacen reflexionar. “Tenemos conversaciones bastante profundas, me hacen pregutnas que hacen que me dé vueltas la cabeza”, continúa explicando Depp.

“Han añadido absoluta pureza a mi vida. Simplemente, pura alegría. No puedo decir que tuviera eso antes de tener hijos”, sentencia el actor que encarna a Jack Sparrow en Piratas del Caribe.

Depp está tan contento con su familia que ni siquiera considera necesario que una autoridad le dé el visto bueno, por lo que ha preferido no casarse con Vanessa Paradis. Tras doce años juntos, la pareja está tan enamorada como el primer día y no contempla pasar por el altar.

“Nunca necesité ese papel. El matrimonio es de alma a alma, de corazón a corazón. No necesitas a alguien que diga: ‘De acuerdo, estáis casados’. Si Vanessa quisiera, por qué no. Pero me asustaría que perdiera su apellido, tiene uno muy bueno”, afirma Depp.