Javier Sardá lamenta haber hecho público el beso de Shakira y Piqué

Después de las declaraciones en las que aseguraba que Shakira y Gerard Piqué estaban juntos, ahora Javier Sardá se ha echado atrás y se ha mostrado “cabreado” consigo mismo por haber cometido lo que él considera “un error personal y como periodista”. Parece que el waka rumor sigue en el aire.

La sorprendente ruptura entre Shakira y Antonio de la Rúa enseguida levantó las sospechas acerca de la existencia de terceras personas que podrían haber propiciado el fin de su relación, y no eran pocos los rumores que apuntaban al futbolista Gerard Piqué.

Pronto el tema cobró importancia en la prensa, y en medio de tales habladurías surgió la confirmación del llamado waka rumor: Javier Sardá afirmaba en una charla del programa Divendres de TV3 que la cantante y el deportista mantenían “una relación” muy “pasional”, y contaba con todo lujo de detalles un encuentro de la pareja que él mismo habría presenciado.

Pero tras ver la enorme repercusión mediática que sus declaraciones han tenido estos días, el que fuera presentador de Crónicas Marcianas se ha retractado y ha remitido un comunicado a Europa Press en el que confiesa sentirse afectado por el desacierto de su testimonio.

“Cometí el error de hacer referencia a un beso que Piqué y Shakira podrían haberse dado en un restaurante. El segundo error fue la forma en la que lo dije, que sólo se justifica en el contexto de una charla distendida. Lo que me parecía una información intrascendente ha cobrado una importancia que me sobrepasa”, reza el texto.

Además, Sardá niega haber presenciado la escena del restaurante personalmente, -“es falso y jamás lo he dicho”-, y corrige que fue una fuente la que transmitió la información, y que “como todas (las fuentes) puede ser falsa”.

Por todo ello, el periodista ha querido dejar claro que “deplora” haber hecho referencia a Piqué y Shakira. “Ha sido un error como periodista porque puedo haber perjudicado a dos personas sensacionales, ha sido un error personal porque estoy cabreado conmigo mismo y ha sido un error como culé porque soy fan de Piqué”, concluye el comunicado.

Aparte de este arrepentimiento público, Sardá se ha dirigido personalmente al futbolista para pedirle perdón por sus comentarios y ha decidido que “sin duda” no volverá a tocar el tema para no crear más problemas. “Ya he pedido excusas a Piqué. Cuando un profesional comete un error, tiene que reconocerlo”, ha sentenciado en declaraciones a Europa Press.