Javier Arenas: “Puigcercós no tiene ni idea de la realidad andaluza”

El presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, ha cerrado –al igual que hace cuatro años– la campaña de los populares en Tarragona ante más de 400 personas congregadas en un céntrico hotel de la ciudad. Arenas, aunque se había prometido “no dar protagonismo a personas que son una minoría en Cataluña, y todavía más en España”, se ha mostrado muy crítico con Joan Puigcercós (ERC), del que ha dicho que “no tiene ni idea de la realidad andaluza”.

“Desgraciadamente, con un 28% de paro, la relación entre el PIB andaluz y los impuestos convierte a Andalucía en la región con mayor presión fiscal de España; hasta se han inventado un impuesto para las bolsas de plástico o los depósitos bancarios”, ha afirmado. “No ofende quien quiere, sino quien puede; Puigcercós no nos ofende, pues hasta para ofender hace falta una cierta categoría”, ha atacado.

El líder andaluz ha aprovechado para cargar contra el déficit y el elevado gasto de la Junta de Andalucía. “En España se dice, Dios los cría y ellos se juntan, en Andalucía, Dios los cría y todos a la Junta”, ha bromeado, a la vez que ha anunciado que si llega a la Presidencia de la comunidad, eliminará el 50% de cargos políticos y “20.000 de los 38.000 teléfonos móviles que paga el Gobierno andaluz”.

Asimismo, ha alertado sobre la deriva soberanista de CiU, a la que ha calificado de “ERC bis”: “Se parece mucho más a ERC que a la CiU de Pujol; pactaremos con la sociedad catalana, porque con esta CiU, que ha decidido escorarse hacia el independentismo, es imposible”.

Según Arenas, el problema es que con el Gobierno de Zapatero “señores como Puigcercós han mandado demasiado; no nos valen presidentes que dejan las decisiones sobre la mayoría de españoles en manos de minorías radicales”.

Al igual que el propio Mariano Rajoy, Dolores de Cospedal, Esperanza Aguirre, Ana Mato o Ana Pastor, que han apoyado la candidatura de Rafael Luna por Tarragona, ha cargado contra “unos políticos ‘ovnis’, alejados de las preocupaciones reales, que se han dedicado a crear problemas a los ciudadanos”.

En clave económica, con el compromiso de “mimar” a las pymes y autónomos para generar riqueza, Arenas ha manifestado que “no puede ser que se haya acabado la fiesta y que el Gobierno siga bailando”.

A lo largo de todo su discurso, Arenas ha lanzado numerosas puyas al presidente Rodríguez Zapatero, al que ha denominado “rey del talante” y “atleta del talante”. “Nunca he visto un estilo mejor corriendo, me recordó a Mariano Haro o Abascal”, ha ironizado.

“Lo mejor que le puede pasar a Cataluña y a España es que Alicia Sánchez Camacho y Mariano Rajoy den la vuelta al ruedo”. Arenas ha avanzado que al PP le tocará regenerar el tejido productivo y ha recordado su etapa como ministro de Trabajo de Aznar: “Mira que soy moreno, pero al llegar y ver las cuentas me quedé blanco porque no podíamos pagar las pensiones en diciembre, pero lo superamos y fuimos capaces de dejar una reserva de 10 billones de las antiguas pesetas”.