Israel justifica ataque a flotilla solidaria

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, intentó justificar el ataque a la flotilla de solidaridad con Gaza, al argumentar que Turquía ignoró advertencias al más alto nivel antes del incidente.

Netanyahu fue el primer testigo en presentarse ante la comisión que investiga el ataque en mayo pasado de la armada israelí contra embarcaciones civiles que trasportaban ayuda humanitaria al territorio palestino de la Franja de Gaza, lo cual causó la muerte de nueve voluntarios turcos.

El jefe de gobierno insistió que “pese a nuestros continuos esfuerzos diplomáticos, finalmente el gobierno turco no evitó el intento de la Marmara de violar el bloqueo naval. Parece que (Turquía) no vio la posibilidad de un enfrentamiento entre los activistas turcos e Israel, algo que chocaba con sus intereses”.

Esta declaración fue el comentario público más explícito de Netanyahu sobre el trasfondo diplomático del asunto, que causó las víctimas cuando comandos israelíes asaltaron la nave Mavi Marmara.

Israel admitió que sus efectivos usaron municiones de guerra durante el ataque, pero antes fueron atacados con porras, cuchillos y pistolas por algunos activistas a bordo, lo cual Netanyahu no aclaró.

El asalto desencadenó una protesta mundial y debilitaron las relaciones de Israel con Turquía.

Varios medios de prensa precisaron que el panel investigador, ante el que dio testimonio Netanyahu, lo encabeza el juez retirado de la Corte Suprema Jacob Turkel e incluye a dos observadores extranjeros.

Las pesquisas se centran en las circunstancias del ataque de las fuerzas israelíes a la flotilla de seis naves que trataba de llevar ayuda humanitaria a Gaza, en un desafío al bloqueo de la Franja.

Netanyahu endureció sus declaraciones cuando insistió en que Israel no podía permitir que los barcos quebraran el bloqueo, que considera necesario para evitar que armas lleguen a manos de la Resistencia Islámica (Hamas).