ISIS se atribuye mortales ataques en Irak

El grupo Estado Islámico se atribuyó responsabilidad por una serie de ataques suicidas en Bagdad, la capital iraquí, donde murieron por lo menos 21 personas y más de 50 resultaron heridas.

Los ataques tuvieron lugar en el área Bab al-Sharji y en la plaza al-Wathba, dos barrios prominentemente chiitas en el centro de Bagdad. Los ataques se parecen a los frecuentes bombardeos allí por militantes sunitas durante la pasada década.

Civiles y policías figuran entre las víctimas de las explosiones. ISIS se atribuyó responsabilidad en una declaración en internet.

Irak experimenta su peor crisis desde 2011 cuando se retiraron las tropas estadunidenses. Militantes de ISIS controlan grandes partes del norte y oeste de Irak después de capturar Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, y la provincia occidental de Anbar el año pasado.

Las tropas iraquíes han estado siendo respaldadas por ataques aéreos de la coalición encabezada por Estados Unidos durante el año pasado, pero no ha tenido dificultad en lograr progreso mientras ISIS mantiene control de territorio, incluyendo varias ciudades.