Indígenas piden que se protega las lenguas ancestrales y los lugares sagrados

Agrupaciones indígenas en El Salvador plantearon que se haga una reforma constitucional que permita el reconocimiento de las lenguas ancestrales y leyes que protejan sus “lugares sagrados”.

La Constitución salvadoreña establece el castellano como idioma oficial y prevé la preservación de las lenguas autóctonas.

Los representantes de la Coordinadora difundieron una declaración procedida del Primer Congreso Nacional Indígena, celebrado en octubre del presente año y que fue inaugurado por el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, en una ceremonia en la que pidió perdón a los pueblos originarios por el exterminio y la persecución a la que han sido sometidos.

En la declaración, por otra parte, los líderes indígenas piden crear leyes para proteger los lugares sagrados, tanto los construidos como los naturales y que los mismos sean administrados por los concejos ancestrales.
Según el Censo de Población de 2007, un 12% de los 6,1 millones de salvadoreños es de origen indígena y, según la declaración del Primer Congreso Nacional Indígena, en el país se hablan las lenguas Nahuat (pipil), Poton (Lenka), Kakawira (Pisbi o Kakawira) y Apay (Ch’ort