“Ha salido todo perfecto”, dice el príncipe de Asturias en Costa Rica

“Ha salido todo perfecto”, aseguró en Costa Rica el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, al ser preguntado por la intervención a la que fue sometido su padre, el rey Juan Carlos I.

El heredero de la Corona asistió a la investidura de la socialdemócrata Laura Chinchilla en la presidencia de Costa Rica.

Don Felipe de Borbón dijo a la prensa que están tranquilos con el equipo médico que operó a su padre en el Hospital Clinic de Barcelona para extirparle un nódulo benigno de uno de sus pulmones. “Ha salido perfecto todo. He intentado hablar con él, pero no he podido por la diferencia de horas. Lo volveré a intentar ahora”, dijo cuando abandonaba la tarima del Parque de La Sabana, donde asistió a la ceremonia de traspaso de poderes en Costa Rica.

Al ser preguntado si había hablado con su madre, la reina Sofía, don Felipe respondió afirmativamente. Ella le dijo que “todo estaba bien, fenomenal” y que su padre tenía “muy buen ánimo y fuerte”.

El príncipe se quedó al almuerzo posterior a la ceremonia que ofreció la primera mujer que llega a la presidencia del país. Según fuentes de su entorno, el Príncipe tenía previsto viajar después del almuerzo directamente a Barcelona tras su cierre durante varias horas a causa de una nube volcánica.