Guatemaltecos celebran retiro de inmunidad a Pérez Molina

Centenares de guatemaltecos celebraron el retiro de la inmunidad del presidente del país centroamericano, Otto Pérez Molina, quien está acusado de liderar una red de corrupción aduanera conocida como “La Línea”.

Los manifestantes empezaron a vivir una fiesta cívica a las afueras del Congreso, donde quemaron cohetes y entre abrazos y gestos de alegría aplaudieron la decisión del ente Legislativo de retirarle los privilegios a Pérez Molina, quien ahora puede ser investigado sin impedimentos legales por las autoridades.

El mandatario es señalado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de dirigir una millonaria red de corrupción en el ente recaudador de impuestos, en complicidad con al menos 27 personas.

Los manifestantes cantaron el himno tras la votación del Congreso y con bombos y pitos estallaron en júbilo al conocer que los 132 diputados votaron de manera unánime a favor de removerle los privilegios al mandatario.

Algunos de los indignados afuera del Parlamento incluso llegaron a las lágrimas, según constató Efe.

La jornada de manifestaciones inició por la mañana con la protesta de un grupo de personas identificadas como sindicalistas, quienes pretendían evitar el ingreso de diputados al hemiciclo.

Sin embargo, al filo del mediodía, manifestantes que pedían privar de sus privilegios a Pérez Molina habilitaron junto a la Policía Nacional Civil una ruta de ingreso para los legisladores, quienes finalmente pudieron votar sin mayores inconvenientes.

El mandatario, quien tomó posesión en enero de 2012, puede ser citado a declarar por el juez a cargo del caso en su contra en cualquier momento, o incluso ser arrestado.

A media tarde, los manifestantes se trasladaron al parque central, frente al Palacio Nacional de la Cultura, una dependencia del Gobierno, donde con clamores y consignas recordaron la caída de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció al cargo el pasado 8 de mayo.

Baldetti dimitió tras verse salpicada por el escándalo de corrupción y actualmente está en prisión, acusada de liderar, junto con Pérez Molina “La Línea”.

“Guatemala ya está harta del Gobierno del PP”, “Ya cayó la Baldetti, Otto Pérez pronto va a caer”, eran algunos de los clamores que se podían escuchar en la plaza entre bocinazos, silbatos y tambores, horas después de que el Congreso desaforase al primer presidente de la historia del país y a cinco días de unas elecciones generales.