Gobierno de El Salvador y BID suscriben préstamos para atención en áreas sociales

El total de los préstamos asciende a $ 115 millones, los cuales serán invertidos en: Salud, agua, saneamiento y caminos rurales.

El Gobierno de El Salvador y el Banco Interamericano de desarrollo (BID), suscribió tres contratos de préstamo por un monto total de $115 millones, dinero que será utilizado para fortalecer las áreas de: Salud, agua, saneamiento y caminos rurales.

Uno de esos tres préstamos se cofinanciará con una donación de $24 mil millones financiados por el Fondo Español de Cooperación para Agua y Saneamiento en América Latina y el Caribe (FECASALC).

El Presidente salvadoreño, Mauricio Funes, quien participo en el evento como testigo de honor, destacó la importancia de esta inyección económica para el país.

“Este es el momento más importante de la negociación de estos créditos por que fuimos autorizados por mayoría simple de la Asamblea Legislativa para poder negociarlos y suscribirlos; ahora viene la parte de la ratificación donde requerimos la mayoría calificada para ello, así que les pedimos a los diputados y diputadas de la honorable Asamblea Legislativa, que acompañen al gobierno en este esfuerzo para lograr mejores condiciones de vida para la población más pobre”, destacó Funes.

Monto para salud.

El monto del préstamo para el programa integrado de salud es de $60 millones, con el cual se espera beneficiar a un gran número de salvadoreños en el área de salud.

Otras áreas beneficiadas serán: Agua y saneamiento rural, áreas para las cuales se espera destinar $44 millones, de los cuales $24 millones son fondos no reembolsables y provienen del Fondo Español, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de la población.

Además al programa de caminos rurales, se destinó $35 mil para mejorar la infraestructura vial rural y facilitar el transporte permanente en las zonas que cuenten con potencial productivo.

La Gerente General del BID, Gina Montiel manifestó “Todas estas aéreas han sido identificadas por el gobierno de El Salvador como prioritarias para su desarrollo y han sido incluidas en la estrategia del BID”.