Gobierno anuncia nuevas medidas de seguridad

El Gobierno anunció una estrategia para frenar los altos índices de violencia que afectan a El Salvador, mediante el combate al índice delincuencial, la prevención y el desarme ciudadano.

“Combatiremos frontalmente y sin vacilación la criminalidad en todas sus expresiones”, dijo el ministro de Justicia y Seguridad, Manuel Melgar, al anunciar la “Política nacional de justicia, seguridad y convivencia”.

Entre algunas de las estrategias está el “control y represión del delito” principalmente en 100 comunidades donde se registra el mayor índice de violencia, aunque no precisó su ubicación ni la cantidad de municipios que se abarcarán.

Las acciones de aplicación inmediata entraran en vigor, a partir del 15 de marzo, de un régimen por el cual todos los integrantes de la Policía Nacional Civil (PNC) deberán permanecer disponibles en todo momento para apoyar las acciones de las autoridades.

Además, se enviarán a distintas zonas del país 247 policías recién graduados y 150 agentes de tránsito.

La política mantiene a los soldados en las labores de seguridad junto a la Policía y reforzará su presencia en los puntos ciegos de las fronteras y los perímetros de las cárceles.

En las cárceles se implementará el plan “Cero Corrupción” para reforzar los controles y las dotará de equipos para detectar armas, teléfonos móviles o drogas que pretendan ingresar.

Otra de las estrategias será la “prevención social de la violencia”, que estará articulada con los gobiernos locales y las organizaciones civiles.

Melgar resaltó que el plan es una “política de Estado” que “reconoce la seguridad como un derecho de todos los habitantes” y la responsabilidad del Gobierno de hacer todo esfuerzo para garantizarla.

Para ejecutar el plan se requiere de 43.5 millones de dólares, de los cuales 15 millones servirán para modernizar el Sistema de Emergencia 911 y 28.5 millones para el plan operativo.

El Plan de Seguridad Nacional, fue presentado anteriormente a los diferentes sectores del país, entre ellos periodistas, empresarios, alcaldes, dirigentes, políticos, jueces, fiscales, diputados, religiosos y otros.