Fuerzas de seguridad israelíes destruyen casa palestina en Jerusalén

Unos 1.200 miembros de las fuerzas de seguridad israelíes irrumpieron en el campo de refugiados palestino Shuafat, en Jerusalén Este, para demoler la casa del autor de un atentado, informó el portal noticioso ynetnews.

La casa pertenece a un palestino que en noviembre de 2014 embistió con su automóvil a varios israelíes matando a dos de ellos y dejando a otros 13 heridos. El palestino fue abatido a tiros durante el atentado, destacó DPA.

El movimiento islamita palestino Hamás se atribuyó el atentado en su momento. La familia del autor del atentado, padre de cinco hijos, también había defendido el ataque.

Las fuerzas de seguridad entraron en Shuafat con pesados vehículos militares en previsión de eventuales disturbios.

El Tribunal Supremo de Israel había autorizado la demolición de la casa. Sin embargo, la destrucción de casas de presuntos terroristas o terroristas condenados o abatidos ha sido calificado por organizaciones defensoras de los derechos humanos como crimen de guerra. Israel justifica estas acciones como medida disuasoria.

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Jeff Rathke, urgió a Israel a no recurrir a las demoliciones como medida punitiva, al considerar que son “contraproducentes en una situación ya tensa”.