Fuertes nevadas y temperaturas heladas en el noreste de EEUU

Una gran tormenta de nieve azotó el noreste de Estados Unidos y dejó a la región en medio de temperaturas peligrosamente bajas, luego de causar la muerte de al menos tres personas, retrasos y cancelaciones de vuelos y paralizaciones en los viajes por carretera.

La primera gran tormenta del invierno boreal del 2014, que también llevó al cierre de escuelas y oficinas del Gobierno, generó temperaturas gélidas y fuertes vientos desde la parte baja del Valle de Misisipi hasta la costa atlántica, con cerca de 60 centímetros de nieve en algunas áreas de Massachusetts.

Grandes ciudades como Nueva York, Boston, Washington D.C. y Portland se vieron afectadas por la caída de grandes cantidades de nieve.

Aunque la remoción de la nieve no sería tarea complicada, autoridades advirtieron a los residentes que esperen un clima inusualmente frío en toda la zona del medioeste y el noreste.

Minnesota registró el viernes temperaturas de 38 grados bajo cero, lo que significó una lectura récord para Estados Unidos fuera de Alaska, según el Servicio Meteorológico Nacional.

El pronóstico para Boston era de -20 grados centígrados, mientras que Nueva York esperaba por -16 grados.

Gran parte del noreste sufrió fuertes nevadas y la temperatura descendió bruscamente el jueves por la noche y la madrugada del viernes, dijo Jared Guyer, un meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional.

Unos 2.452 vuelos fueron cancelados y 4.012 retrasados el viernes, según FlightAware.com.

El aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York suspendió sus operaciones, y las tres terminales aéreas de la ciudad preparaban cientos de catres para los pasajeros demorados.

El aeropuerto internacional de Boston dijo que hasta un cuarto de sus vuelos programados fueron cancelados el jueves.

MUERTES

En Kentucky, una mujer de 50 años murió el jueves por la mañana tras perder el control de su auto en una calle congelada cerca de South Williamson, según la policía estatal.

La policía descubrió el cuerpo de una mujer de 71 años que sufría de Alzheimer y deambulaba en el oeste rural de Byron, en el estado de Nueva York, con vestimenta inapropiada para temperaturas de un solo dígito, según informó la oficina del alguacil del condado de Genesee.

Un trabajador de la ciudad de Filadelfia murió después de que una máquina que estaba usando fue aplastada por un montículo de roca de sal utilizada para el deshielo, informó NBC News.

En Chicago, un hombre estaba en estado crítico después de que fue sacado por los bomberos desde las aguas heladas del Lago Michigan.

La tormenta plantea el primer gran reto para el nuevo alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. Los problemas derivados de tormentas de nieve han provocado estragos políticos para alcaldes de la ciudad más grande de Estados Unidos durante décadas.

El alcalde dijo en un comunicado que unos 2.500 quitanieves estaban en las calles de la ciudad más grande de Estados Unidos e instó a los neoyorquinos a quedarse en casa.

El edificio de Naciones Unidas en Nueva York y las cortes federales en Nueva Jersey cerraron, al igual que las escuelas públicas en Nueva York, Hoboken, Jersey City (en Nueva Jersey) y en Boston y Providence, Massachusetts.

La Oficina de Personal dijo a miles de trabajadores federales en Washington que podían cumplir sus tareas desde casa o tomar el día libre debido a la tormenta.