Francia ofrece “causar el mayor daño posible” al Estado Islámico

Francia intensificará los bombardeos en Siria e Irak con el objetivo de causar “el mayor daño posible” al grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), afirmó el presidente francés François Hollande.

Hollande ha hecho referencia a los pertrechos bélicos emplazados en el portaaviones “Charles de Gaulle”, que empleará en sus ataques contra objetivos yihadistas.

Hollande Cameron visitaron este lunes en París la sala de conciertos Le Bataclan para rendir homenaje a las 90 personas que perdieron ahí la vida en los atentados del 13-N.

Cada uno depositó una rosa delante de la sala, según la presidencia francesa. Cameron dijo en su cuenta de Twitter que permaneció “hombro con hombro” con Hollande y publicó una fotografía de ambos en el lugar.

Tras reunirse en el palacio del Elíseo, Cameron y Hollande anunciaron que acordarán incrementar cooperación contra el terrorismo tras ataques de París.

En rueda de prensa, Cameron adelantó que buscará apoyo parlamentario esta semana para unirse a bombardeos en Siria.

Cameron ofreció a Hollande el uso de una base aérea británica en Chipre, en el Mediterráneo oriental, para las operaciones de la aviación francesa contra ISIS en Siria e Irak.

Esta cita inicia una intensa semana diplomática para Hollande, que estará en Washington con su homólogo estadounidense, Barack Obama, el miércoles recibirá en París a la canciller alemana, Angela Merkel, y el jueves se verá en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin.

El Reino Unido espera aumentar en 12,000 millones de libras (18,549 millones de dólares) su gasto en equipos de defensa para afrontar amenazas externas, como la del terrorismo del Estado Islámico, según adelantan este lunes los medios británicos.

Los fondos adicionales estarán contenidos en la llamada “Revisión de Defensa Estratégica y Seguridad”, un documento sobre los planes de inversión del Gobierno en el área de defensa y que presentará este lunes el primer ministro británico, David Cameron, en la Cámara de los Comunes, tras su regreso de París.

Con este aporte, el gasto de defensa llegará a 178.000 millones de libras (275,023 millones de dólares) en los próximos diez años.

Tras los atentados de París, en los que también hubo más de tres centenares de heridos, Francia busca formar una gran y única coalición internacional, en la que también espera contar con Rusia y los países árabes.