Ex primer ministro israelí Olmert irá a la cárcel por corrupción

La condena a prisión del ex primer ministro israelí, Ehud Olmert, se redujo de 6 años a 18 meses. En el juicio, le insistió a los jueces que era inocente y afirmó que no recibió ningún soborno.

La condena a prisión del ex primer ministro israelí, Ehud Olmert, se redujo de 6 años a 18 meses. En el juicio, le insistió a los jueces que era inocente y afirmó que no recibió ningún soborno.
El Tribunal Supremo de Israel condenó este martes a 18 meses de prisión a Ehud Olmert, primer ministro entre 2006 y 2009, por corrupción.

El alto tribunal recortó drásticamente de seis años a 18 meses la sentencia a prisión para Olmert, tras ser absuelto del cargo principal de su condena por sobornos en 2014, vinculados a un colosal proyecto inmobiliario en Jerusalén, ciudad de la que fue alcalde entre 1993 y 2003. (Le puede interesar: Ex primer ministro israelí, Ehud Olmert, condenado a 6 años de cárcel)

En la nueva sentenencia se le absueve “de la acusación de haber recibido 128.700 dólares de sobornos” a cambio de aprovechar su cargo de alcalde para ayudar a superar obstáculos legales a los promotores del proyecto Holyland.

Sin embargo, los cinco jueces determinaron “de forma unánime” condenarlo “por haber recibido un soborno” de 15.450 dólares, para financiar una de sus campañas electorales.

Muchos israelíes consideran el complejo Holyland, un conjunto de torres de viviendas que corona la Ciudad Santa, como la encarnación concreta de la corrupción de las élites locales.

El ex primer ministro deberá presentarse ante las autoridades el 15 de febrero para iniciar su periodo de detención.

Primer ex jefe de gobierno encarcelado

A pesar de la condena que lo convertirá en el primer exjefe de gobierno israelí encarcelado, Olmert dijo estar “liberado de un peso enorme” a su salida del tribunal.

“El Supremo desestimó la mayor acusación contra mí”, afirmó, visiblemente cansado. “Nunca me han ofrecido ningún soborno y jamás he aceptado ninguno”, insistió.

La condena del exalcalde de Jerusalén Uri Lupolianski, que también estaba implicado en este caso, se redujo de seis años de prisión a seis meses de trabajos de interés general, por motivos de salud.

El líder de la oposición de centro izquierda, Isaac Herzog, aplaudió la decisión del Supremo que “demostró que nadie, ni siquiera un primer ministro, está por encima de la ley”.

Involucrado desde hace años en varias investigaciones judiciales, Olmert, aficionado a los trajes caros, los puros, el fútbol, la buena mesa y los viajes al extranjero, parecía capaz de evitar cualquier condena, pero la justicia lo sancionó en mayo de 2014.

La condena puso fin a las especulaciones de que Olmert -un ex gobernante de centro que quiso forjar un acuerdo de paz con los palestinos hasta que el escándalo de los sobornos le forzó a dimitir- iba a volver a la escena política.