Evo pide frente común ante la crisis del crudo

Por Agencias – Agencia -El presidente Evo Morales planteó a los Gobiernos de la región elaborar una estrategia para hacer frente a la crisis de los precios del petróleo, y utilizar las reservas internacionales para financiar proyectos.

Morales hizo este pedido durante su breve intervención en la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Quito, donde además se reunió con su similar peruano Ollanta Humala para hablar del tren bioceánico.

Morales sugirió que las reservas internacionales de los países deberían, en lugar de convertirse en depósitos en el exterior, financiar proyectos de desarrollo en la propia región. Ello también requiere de una “liberación en ciencia y tecnología” y esa es otra “responsabilidad que tenemos”, comentó al sugerir que América Latina debe buscar esa tecnología en otros continentes.

Recordó que la Celac abarca un territorio con muchos recursos naturales, condición que permitiría a la región alejarse del subdesarrollo.

En su discurso en el plenario de ese foro, el Mandatario boliviano recordó que la Celac se fundó bajó el influjo de los presidentes progresistas que establecieron la necesidad de gestar una organización multilateral para “liberarnos del imperio”.

En esa línea, puso como ejemplo a Bolivia, que antes del proceso de cambio que encabeza hace 10 años era considerado el país más pobre de la región, pero afirmó que tras la liberación imperial y los profundos cambios políticos, económicos y sociales, Bolivia ha liderado en los últimos años el crecimiento económico en la región.

El Presidente boliviano dijo que para alcanzar ese objetivo y convertir al continente en “modelo”, los países que conforman ese bloque deben cambiar sus políticas sociales y económicas hasta lograr “igualdad, dignidad” y “soberanía” y evitar gobiernos de “banqueros y empresarios transnacionales”.

Por ello celebró el proceso de negociaciones que lleva adelante el Gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en busca de poner fin al más viejo conflicto interno en el continente.

Sin embargo, Morales dijo que si ese camino por la paz no es acompañado con un objetivo de “justicia social”, no se completará la tranquilidad que se anhela.

Para él, lo importante es combatir la desigualdad, más aún en un contexto de dificultades económicas que afectan a los países latinoamericanos y caribeños.

Catorce presidentes, dos jefes de Gobierno, cinco vicepresidentes y 10 ministros de relaciones exteriores estuvieron presentes en la reunión del bloque, que agrupa a 33 naciones latinoamericanas y caribeñas.