Eva Longoria continúa acumulando problemas con la justicia

La actriz Eva Longoria, una de las protagonistas indiscutibles de la exitosa serie estadounidense Mujeres Desesperadas, no goza del mismo éxito personal que el que tiene en su vida profesional. Tras su reciente divorcio el pasado noviembre de Tony Parker, sus problemas con la justicia no dejan de aumentar. El último, la quiebra de su restaurante Beso situado en Las Vegas.

La actriz poseía un 32 por ciento del restaurante Beso, hoy en día clausurado debido a las pérdidas que acumulaba en los últimos meses, que ascendían a 76 mil dólares. A esto hay que sumar los impagos debidos a algunos de sus acreedores.

A pesar de todo, Longoria ha presentado un contrademanda ante los juzgados para proteger “la integridad del restaurante” y “su reputación”.

El representante de la actriz ha declarado que Eva es una mujer honrada y respetable y que todo lo que se ha dicho sobre los impagos y la situación del restaurante Beso no es cierto, así como tampoco lo son los problemas de Longoria con la justicia.

A pesar de todo, ésta no es la primera vez que la actriz tiene problemas con la justicia por asuntos relacionados con el restaurante Beso. El pasado junio, Longoria fue demandada por dos de sus empleados por incumplimiento de contrato ya que fueron despedidos por la actriz, quien alegó que lo hizo porque tenía miedo de ellos.

Además, Longoria les acusa del robo de dinero en efectivo del restaurante, así como de atacar a otro de los empleados.