Estudiantes universitarios conmemoran masacre del año 75

En 1975 estudiantes universitarios realizaban una manifestación de protesta sobre la calle 25 Avenida Norte (hoy Avenida de los Héroes Estudiantes del año 1975), cuando a la altura del edificio principal del instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), fueron atacados por los antiguos cuerpos de seguridad de esa época, muriendo 31 estudiantes.

Un grupo de estudiantes de la Universidad de El Salvador, funcionarios judiciales y de otras gremiales afines, realizaron una marcha por las principales calles aledañas a la Universidad Nacional para conmemorar la masacre de estudiantes de dicha institución educativa, ocurrida del 30 de julio de 1975.

La manifestación partió desde la Universidad El Salvador (UES) en dos grupos, el primero llegó hasta las cercanías del hospital de Oncología, en San Salvador. Durante su recorrido mancharon paredes y gritaron sus tradicionales consignas. Entre consignas y gritos los universitarios pedían el acceso a la educación superior, la calidad académica, la investigación científica, mayor presupuesto para el alma mater.

El segundo grupo se desplazó por la Alameda Juan Pablo II y se concentró en la plaza Morazán. Ahí se reunieron con el diputado del FMLN, Guillermo Mata Bennett, a quien le entregaron una pieza de correspondencia para solicitar la aprobación del Estatuto de Roma.

Aun que ya ha pasado bastante tiempo desde que se dio esta
masacre, los estudiantes y los que participaron en la marcha pidieron que se haga justicia por este hecho cometido en la década de los 70; además exigieron que se procese judicialmente a los responsable de la misma.

Al llegar a al puente que está sobre la Juan Pablo II, los manifestantes hicieron una entrega floral en el monumento en honor a los estudiantes muertos hace 31 años, ahí quemaron una imagen que representaba a las dictaduras militares.

Magistrada de la CSJ acompañó actividad.

La marcha fue acompañada por Mirna Perla, Magistrada de la Corte Suprema de Justicia y ex secretaria general de la UES, quien además es sobreviviente a la masacre, ya que en esa fecha era parte de la manifestación de estudiantes que fue atacada por los cuerpos de seguridad.

Durante la marcha se generó un grave congestionamiento que afectó a casi todo San Salvador.