España derrota a Nueva Zelanda

La selección española de baloncesto ha derrotado de forma clara a Nueva Zelanda (101-84) y ha despejado las dudas creadas tras la derrota del primer partido del Campeonato del Mundo de Turquía ante la selección de Francia.

A pesar de los 17 puntos de ventaja que refleja el resultado final, España tuvo rachas de falta de concentración en los que cometió numerosos errores defensivos, que aprovechó Nueva Zelanda gracias al acierto de sus mejores hombres, Kirk Pennie y Thomas Abercrombie. La buena noticia fue el gran partido de los que teóricamente deben marcar la diferencia en este Mundial, sobre todo Marc Gasol (22 puntos) y Juan Carlos Navarro (18 puntos).

España comenzó el choque con las ideas muy claras y con la intención de demostrar que la derrota ante Francia no fue más que un accidente. Un triple de Navarro abrió el marcador lo que hacía presagiar un partido cómodo. Entre el escolta del Barça y un Rudy Fernández más acertado en los tiros, posibilitaron que se abriera pronto una brecha en el marcador.

No obstante, España siguió flojeando defensivamente, con errores que eran fruto de la falta de concentración, pero el acierto en el ataque (España anotó 28 puntos en el primer cuarto), no hacía peligrar el resultado.

Al final del primer cuarto (28-19) la película del partido seguía el guión previsto, aunque conceder 19 puntos en un cuarto ante un rival tan inferior como Nueva Zelanda dejaba muchas dudas en defensa. Dudas que se multiplicaron en el segundo parcial, cuando Nueva Zelanda, liderada por Pennie y Abercrombie endosó nada más y nada menos que 25 puntos hasta llegar a tan sólo 4 puntos al descanso (48-44).

España se relajó tras un primer cuarto que parecía sentenciar el encuentro y pecó de falta de concentración nuevamente, un error que habrá que subsanar de cara a próximas citas. Nueva Zelanda, por su parte, no tenía nada que perder y se fue ilusionando conforme España bajaba el pistón, de ahí que se llegara al tercer parcial con todo por disputarse.