En España la venta de coches cayó un 26,9% en septiembre y se teme por el empleo

Las matriculaciones de coches nuevos en España cayeron un 26,9% interanual en septiembre, anunció la asociación de fabricantes Anfac, que teme consecuencias para el empleo en el sector, en un país que registra ya un 20% de paro.

En total, se vendieron 56.595 coches nuevos en septiembre, un poco menos que en agosto (44.578) pero un 26,9% menos que en septiembre de 2009 (77.373). Es el tercer mes consecutivo de caída de ventas.

“Con este volumen se retrocede a los niveles de mercado del año 1995”, afirmó la Anfac en un comunicado.

“Una caída de los pedidos en el mes de septiembre, cercano al 50%, avanza unos datos muy negativos en los próximos meses”, añadió.

Dos factores a principios de julio influyeron en el parón de la progresión constante registrada desde septiembre de 2009: el alza en dos puntos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el fin de las ayudas a la compra de vehículos nuevos puestas en marcha por el gobierno para apoyar al sector.

En volumen acumulado desde principios de año, las ventas de coches se mantienen en positivo, con un alza del 16,3% interanual (787.501 coches vendidos).

La Anfac adelanta una caída “muy severa” del mercado en el segundo semestre “con un riesgo de pérdida de empleo, tanto en distribución como en la fabricación”. Según la asociación, el sector del automóvil emplea en España a más de 500.000 personas.

“La situación económica del país, unido a una debilidad del consumo y una tasa de desempleo muy alta lastran de manera significativa las ventas a particulares que constituyen el grueso principal de la demanda de vehículos”, subrayó la Anfac.

España se está recuperando lentamente de más de doce meses de recesión, afectada por la crisis económica internacional y el estallido de la burbuja inmobiliaria, pero sigue registrando un crecimiento pequeño (0,2% en el segundo trimestre) y tiene la tasa de paro más elevada de la zona euro (20,3% en julio, según Eurostat).