Emiten primeros cuatro permisos para consumo de mariguana

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitió los permisos para el consumo de mariguana con fines recreativos y lúdicos a los cuatro ciudadanos amparados por la Suprema Corte, pero ahora faltan las reglas para hacerlos efectivos.

Juan Pablo Santa Cruz, uno de los amparados, señaló que la falta de reglas claras en la aplicación de la sentencia deja en “tierra de nadie el cumplimiento”.

En su opinión, ante la falta de reglas, “básicamente no tienen ninguna restricción, salvo el hecho de no consumir frente a menores de edad, no hacerlo con mujeres embarazadas y no comercializarla”.

Distrito Federal–Entrevistado luego de la entrega de las autorizaciones, Santa Cruz, acompañado de Pablo Girón y Juan Francisco Torres Landa, aseguró que ahora el grupo trabajará para que el Congreso legisle y que ese derecho que le dio a cuatro personas se amplíe a todos los mexicanos.

“Si bien la jurisprudencia es uno de los caminos, creemos que sería irresponsable de parte del Legislativo esperar que la Corte los obligue a ajustar la Ley de Salud a lo que la Corte ya decretó que es una violación a los derechos de los mexicanos”, afirmó.

Subrayó que todas las sustancias ilícitas, al prohibirlas el Estado las deja sin marco y por ello, parte de lo que buscan, es que el Estado, en lugar de abdicar a su responsabilidad y dejar al garete los sicotrópicos y que los maneje el crimen organizado, los regule y ponga reglas.

“En el momento en el que el Estado se hace a un lado, deja estas sustancias en manos del crimen organización y sus reglas son: ‘mientras me pagues yo te vendo la sustancia’, pero no sabemos qué venden y aumentan las muertes por sobredosis”.

Toca al legislativo modificar la Ley General de Salud y crear el reglamento, señaló Patricio Caso, coordinador de asesores de Cofepris.

Explicó que la Corte no abordó el tema de la semilla primigenia y admitió que no hay un marco jurídico como tal.

Señaló que ni la UNAM ni alguna otra institución podrá facilitar la semilla de la planta a los amparados.

“(En caso de violaciones) éstas serían de competencia penal, no sanitaria, entonces la autoridad que debería actuar es el MP. Nosotros tendríamos facultades para verificar, pero no hay un marco jurídico como tal. Al final el mandato y cualquier violación sigue constituyendo un delito”, subrayó en entrevista.

A decir del funcionario, no podían emitir reglas más allá de la sentencia, por lo que fueron muy cuidadosos en la redacción de la autorización.