El secreto del mago Federer

20100203-0-0-N-federerRoger afirmó que su motivación para sumar más gloria es que “ama el tenis como ningún otro”. Así fue que confesó que “cuando las mellizas lloran y estoy en medio de un torneo, me pongo los tapones para los oídos y vuelvo a dormirme”. El suizo tiene 16 títulos de Grand Slam tras ganar en Australia.

Como si fuera su secreto mejor atesorado, Roger Federer le puso palabras a tanta gloria en su carrera tenística. Al mejor estilo de un mago de Las Vegas, el suizo destapó el cofre y reveló a que se debe su hegemonía inoxidable en el circuito mundial.

Desde hace 268 semanas, lidera el ranking de la ATP y promete hacerlo por muchos más años. Según él, la respuesta es fácil y simple. “No creo que haya alguien que ame el tenis como yo”, aseguró el helvético en una entrevista a un medio francés.

Mágico. El gran Roger, siguió dando muestras de su talento con la raqueta en la mano. “Muchas veces lo que hago es recordar los inicios: ¿Por qué elegí el tenis de pequeño? ¿Por qué trabajé tan duro esos años y me gusta tanto jugar al tenis?”, agregó. Siempre con la misma respuesta: “Amo este deporte”.

El flamante ganador del primer Grand Slam del año compartió una charla muy distendida con la revista francesa

L’Equipe. En un momento, donde Rafael Nadal acaba de salir del Top Tres después de cinco años, el rey del deporte blanco agregó que “estar al frente tanto tiempo cuando sabes quién está detrás tuyo no es fácil”.

Costumbres. Federer también habló de sus hábitos durante el desarrollo de un certamen de la ATP ahora que es padre de mellizas, sin dudas una situación que le cambió la vida. “Si no duermo 11 o 12 horas por día, no estoy bien, me lastimo. Cuando las mellizas lloran y estoy en un torneo, me pongo los tapones para los oídos y vuelvo a dormir”, expresó.

Sin embargo, toda la gloria alcanzada por Federer parece que no alcanza. El mejor de todos los tiempos –para algunos– todavía tiene materias pendientes para no dejar dudas de quedar en los registros como el mejor que dio la historia.

Esta semana igualó al estadounidense Jimmy Connors en la cima del ranking, por 268 semanas. Su próximo récord será superar al checo Iván Lendl, quien estuvo 270 en la cima del tenis. Desde allí, quedaría a sólo 16 de batir el único registro que le falta en ese campo: las 286 semanas en las que se mantuvo el estadounidense Pete Sampras como rey del tenis, algo que podría alcanzar en cinco meses.

Hay más. Después de barrer con todas esas marcas, a los 28 años y con un físico que parece no pasarle facturas del cansancio, el suizo tendrá como meta superar a Sampras en años como número uno. Hoy, suma cinco temporadas, igual que Connors, una menos que Sampras.

Y para ponerle la frutilla a la torta, debe ganar dos Torneos de Maestros más para quitarle a Sampras y Lendl ese privilegio, ya que esos dos monstruos de la vieja época, registran cinco cada uno.

Para algunos, es todo un logro jugar un torneo profesional. Ni hablar ganarlo y mucho más si esa cita es de Grand Slam. Buenos, Federer tiene logros al por mayor. Pero su secreto es amar el tenis.