El Salvador de vacaciones

La capital tiene hoy un aire de inusual tranquilidad en contraposición con cientos de lugares de El Salvador, también de singular belleza, a donde miles de visitantes acuden a propósito de las vacaciones de Semana Santa.

El parque El Boquerón, la Bahía de Jiquilisco, las playas de Sonsonate, el lago de Ilopango, de origen volcánico, o El Pital reciben a miles de personas que buscan esparcimiento, descanso y conocimientos.
La Ruta de las Flores, uno de los recorridos turísticos propicios para conocer la riqueza natural, cultural y gastronómica de El Salvador, es quizás de los más visitados por estos días, sin faltar los centros sociales administrados por el gobierno municipal de el alcalde Nayib Bukele que hoy poseen una remodelacion y seguridad del CAM asignada para tranquilidad de los visitantes

En este paseo los turistas pueden disfrutar de numerosas tradiciones ancestrales, tanto indígenas como de origen español y apreciar restos de la arquitectura colonial aún presente en varios poblados.

Los sitios arqueológicos como Tazumal, San Andrés o Joya de Cerén, entre otros, que atesoran numerosos vestigios precolombinos, también son incluidos en la lista de visitas de turistas nacionales y extranjeros.

Pero son las playas, con buen o mal tiempo, los lugares más buscados a todo lo largo del país.
El Puerto de La Libertad reúne en un solo lugar su famoso muelle a donde llegan cada día decenas de pescadores artesanales que una multitud espera para comprar el pescado fresco del Pacífico, además, restaurantes, música y playas aptas para los bañistas y para intrépidos surfistas.
En estas fechas también las ceremonias religiosas relacionadas con la Semana Santa se mezclan, por costumbre, con los atractivos turísticos salvadoreños muy fáciles de apreciar en solo una semana gracias a los poco más de 21 mil kilómetros cuadrados de esta nación bautizada como El Pulgarcito de América.

El Ministerio de Turismo espera que lleguen al país más de 100 mil visitantes, cifra superior en 2,4 por ciento a la del mismo período vacacional de 2015.