El presidente derrocado anunció un plan de reconciliación para normalizar el país

Manuel Zelaya anunció la presentación de un plan de reconciliación para normalizar la situación en Honduras, donde el gobierno de Porfirio Lobo aún no logra el reconocimiento unánime de la comunidad internacional.

“Hemos presentado un plan de reconciliación nacional para que Honduras pueda restituir todos los derechos que en aquella ocasión fueron violados y que Honduras también sea aceptada en la comunidad internacional”, anunció Zelaya.

El derrocado mandatario presentó su plan en una conferencia de prensa en Managua, acompañado por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, consignaron Ansa y Telesur.

Zelaya, fue derrocado el 28 de junio de 2009 y expulsado de su país, hechos condenados por gran parte de la comunidad internacional, incluyendo la Organización de los Estados Americanos y las Naciones Unidas.

A pesar de la presión internacional, el gobierno de facto de Roberto Micheletti avanzó en un proceso electoral ampliamente cuestionado y condenado por los países latinoamericanos que culminó con la elección y asunción de Porfirio Lobo.

Como parte de un proceso de pacificación, Lobo permitió la salida del país de Zelaya -quien se mantuvo durante meses refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa- hacia República Dominicana.