El Gobierno español aprobará en marzo una ley para “morir dignamente”

El Gobierno español anunció que aprobará en marzo de 2011 un proyecto de ley para permitir a los pacientes terminales “morir dignamente”.

Esta futura “ley de cuidados paliativos y muerte digna” tendrá por objetivo establecer los derechos de los pacientes, sus familias y los médicos a fin de que los pacientes terminales “puedan morir sin sufrir”, explicó el número dos del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

“Simplemente, cuando alguien está terminal, quiere decir que está desahuciado clínicamente, por tanto que no tiene solución y lo que le espera por delante es un calvario antes de morir”, explicó Rubalcaba durante la habitual rueda de prensa tras el semanal consejo de ministros español.

En estos casos, “la medicina tiene mecanismos para que la muerte, que es inevitable, se produzca dignamente, es decir, sin sufrimiento”, añadió Rubalcaba, agregando que la futura ley será similar a las que existen en otros países europeos.

La futura ley “no tiene nada que ver con la eutanasia”, que es “una decisión de alguien que sencillamente por la razón que quiera, porque está enfermo, decide morirse”, subrayó el ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno español.

España no autoriza la eutanasia, pero la ley reconoce a los pacientes el derecho a negarse a ser tratados.