El gobierno de Estados Unidos condenó los hechos ocurridos en Niza, Francia.

A través de la cuenta oficial de Twitter de la Casa Blanca, el Presidente Barack Obama ofreció su apoyo al pueblo francés y envió palabras de fuerza a los familiares de los fallecidos y heridos.

“En nombre del pueblo de Estados Unidos condeno en los términos más fuertes lo que parece ser un horrible ataque terrorista que mató e hirió a decenas de civiles inocentes. Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias y seres queridos de aquellos que murieron. También deseamos la completa recuperación de los heridos”.

Obama indicó que ha pedido a su equipo “que esté con los oficiales franceses y hemos ofrecido cualquier asistencia que podrían necesitar para investigar este ataque y llevar a los responsables ante la justicia. Nos mantenemos en solidaridad y asociación con Francia, nuestro aliado más antiguo, conforme ellos respondan y se recuperen de este ataque”.

Recalcó también que “en este Día de la Bastilla recordamos la extraordinaria resiliencia y los valores democráticos que han hecho de Francia una inspiración para el mundo entero. Sabemos que el carácter de la República francesa va a prevalecer ante esta devastadora y trágica pérdida de vida”.