EE. UU. refuerza sanciones contra Rusia por el conflicto de Ucrania

(EFE.), impondrá nuevas sanciones económicas contra 34 entidades e individuos como parte de la presión contra Rusia por su intervención en el este de Ucrania y la anexión de Crimea.

El anuncio lo hizo el director interino de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, John Smith.

“Los pasos de hoy respaldan el compromiso de EE. UU. de buscar una resolución diplomática a la crisis de Ucrania manteniendo nuestras sanciones a Rusia”, afirmó Smith en un comunicado.

Agregó que “es fundamental que Rusia dé los pasos necesarios para cumplir con sus obligaciones bajo los Acuerdos de Paz de Minsk y asegurar un pacto pacífico en el conflicto de Ucrania”.

Entre los objetivos de esta nueva ronda, figuran seis separatistas ucranianos, dos antiguos altos cargos del Gobierno ucraniano prorruso del expresidente Víktor Yanukóvich, y doce entidades con base operativa en Crimea.

Asimismo, se identificaron más de una decena de filiales que son propiedad en más de un 50 por ciento de los consorcios rusos VTB Bank, Sberbank y Rostec, y que ya habían sido previamente objeto de sanciones.

Estas medidas forman parte del esfuerzo de EE. UU. “para contrarrestar los intentos de esquivar las sanciones y alinearlas con las de sus socios internacionales”, agregó el Tesoro.

Como consecuencia de esta designación, quedan bloqueados los activos que las entidades y personas citadas puedan tener bajo jurisdicción estadounidense, y se prohíbe realizar cualquier tipo de transacciones financieras a estadounidenses.

Gran parte de los individuos y entidades sancionadas también se han visto afectadas por acciones similares adoptadas por la Unión Europea (UE), que precisamente ayer anunció la prolongación de sus sanciones económicas a Rusia hasta finales de julio de 2016.

A mediados de 2014, la UE y EE. UU. impusieron sanciones de carácter económico a una serie de personas y entidades rusas y ucranianas a las que considera culpables de desestabilizar Ucrania y de amenazar su integridad territorial, tras la anexión en marzo de 2014 de la península ucraniana de Crimea.