Desvalijan la casa de Keira Knightley

Keira Knightley es una de las últimas víctimas de una larga lista de ‘celebrities’ que han visto como los amigos de lo ajeno se han pasado por su casa para llevarse, en esta ocasión, dos ordenadores personales de la actriz valorados en 2.300 euros.

La protagonista de Orgullo y prejuicio está “consternada” y la Policía teme que en los portátiles haya información comprometida o confidencial de la artista que pueda salir a la luz.

La actriz Keira Knightley aún está “consternada” y “angustiada” por el robo que ha sufrido en su lujoso apartamento en Londres, tanto que aún no se siente segura como para volver a su piso.

Según informa el diario británico The Sun, la casa de Keira fue asaltada por una panda de ladrones que revolvieron la lujosa vivienda, llevándose dos portátiles de la actriz por valor de 2.300 euros. Tal y como ha explicado la Policía, los ladrones entraron en el inmueble por una puerta defectuosa que daba al patio común del edificio y desde ahí subieron hasta la casa de la actriz.

Keira, de 25 años, está tan angustiada con el suceso, que incluso está pensando en mudarse de su apartamento, ya que está muy agobiada con el simple hecho de pensar que “alguien ha estado revolviendo sus efectos personales”.

La protagonista de Piratas del Caribe se encontraba en Roma en la premiere italiana de su nueva película ‘Last Night’ en el momento del robo que, según la Policía, se produjo entre las 9 de la mañana y las 9 de la noche del 26 de octubre.

Aunque de momento la actriz sólo ha denunciado el robo de dos ordenadores, los agentes están esperando a que la actriz regrese de sus vacaciones para elaborar la lista de otros posibles objetos sustraídos por estos ladrones.

De momento, lo que más les preocupa es el contenido de los ordenadores portátiles de la actriz. Aunque se desconoce el motivo por el que los ladrones se han llevado los portátiles de la casa de la actriz, no sería de extrañar que aprovecharan el contenido más íntimo y comprometido de la actriz para venderlo o publicarlo en la web.