Despido de periodista mexicana Aristegui podría ser un caso de censura (ONG)

La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) advirtió que el despido de la periodista Carmen Aristegui, una de las líderes de audiencia en la radio de México, pudo haber sido un acto de censura.

La compañía radiofónica mexicana MVS anunció el lunes el cese de Aristegui, que también conduce un espacio en la cadena CNN en Español, por unos comentarios realizados en su programa del pasado viernes en los que “transgredió” el código ético de la empresa, aunque no fueron detalladas las afirmaciones.

Según Aristegui, la discordia se basa en una información sobre una protesta el jueves de diputados del Congreso en la que aludieron, sin pruebas, a un supuesto alcoholismo del presidente mexicano, Felipe Calderón.

Aristegui consideró en su emisión del viernes que la mención al presunto alcoholismo de Calderón merecía una respuesta oficial de la Presidencia de México, por ser una versión que ya había circulado anteriormente en redes sociales.

RSF “cuestiona la rapidez de la medida (el despido) y la falta de explicaciones claras por parte del medio de comunicación, lo que acreditaría la hipótesis que sugieren que esto se debe a presiones políticas -incluso censura- contra la periodista”, señaló en un comunicado.

El lunes, MVS argumentó que su código de ética les obliga a “rechazar la presentación y difusión de rumores como noticias”.

Para RSF, con sede en París, “Aristegui no es culpable del ‘rumor’. Al contrario, la periodista reaccionó profesionalmente y quiso proporcionar a la la presidencia el derecho de réplica”.

La ONG definió a Aristegui como una “figura crítica” del periodismo mexicano y “acostumbrada a cuestionar los círculos del poder”, además de recordar que en 2008 ya fue objeto de un “despido abusivo” del programa que conducía en WRadio, propiedad de la empresa mexicana Televisa y la española Prisa.