Comienza el proceso para liberar a cinco rehenes de las FARC

El gobierno de Colombia anunció el inicio del proceso para liberar a cinco rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tres uniformados y dos civiles, después de que esa guerrilla suministrara las coordenadas de los sitios donde serán entregados probablemente la próxima semana.

El gobierno señaló que ya está en Colombia el personal técnico brasileño que coordinará las labores de logística de las liberaciones junto con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), y consideró “que están dadas todas las garantías para que se produzca la liberación de estos cinco colombianos a la mayor brevedad posible”.

El delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia, Christophe Beney, aclaró por su parte que el operativo arrancará el próximo lunes 7 de febrero y la primera liberación se produciría el miércoles 9. Las otras liberaciones se producirían entre el viernes 11 de febrero y el domingo 13 o el lunes 14, señaló.

La decisión de iniciar el operativo se debe a cuestiones logísticas sobre el tipo de helicópteros que serán utilizados y que junto con sus tripulaciones facilita el gobierno de Brasil, explicó a la AFP una portavoz del CICR. Aunque en principio se pensó en utilizar aparatos Black Hawk, finalmente se decidió realizar los operativos con helicópteros Cougar, “que son más grandes y más seguros”, señaló la fuente.

Córdoba, a quien las FARC ofrecieron entregar estos rehenes en un gesto de “desagravio” después de que fuera destituida de su escaño el año pasado, había anunciado previamente que el proceso podía comenzar a finales de esta misma semana.

Según Córdoba, en Villavicencio (centro) se producirá la primera entrega, la del concejal Marcos Vaquero. Las otras liberaciones serán las del concejal Armando Acuña y el infante de marina Henry López Martínez, en Florencia (sur); y finalmente las del mayor de policía Guillermo Solórzano y el cabo del Ejército Salín Sanmiguel, en Ibagué (centro-oeste). Estas cinco personas fueron secuestradas entre 2007 y 2010.

La ex senadora elogió la actitud del gobierno del presidente Juan Manuel Santos ante las liberaciones unilaterales, las primeras que se producirán desde que asumió, en agosto de 2010, y consideró que “se está generando un clima de apertura hacia la paz”. “Estamos seguros de que nuestro trabajo va a coincidir con la voluntad política del gobierno y de las FARC para avanzar en la liberación de otros secuestrados”, consideró.

Las FARC son la mayor guerrilla del país, con unos 8.000 combatientes.

Los uniformados forman parte de un grupo de 19 policías y militares que la guerrilla tiene en su poder, algunos desde hace 12 y 13 años, en tanto que los dos concejales son los únicos políticos que las FARC admite tener entre sus secuestrados. Según ONG que apoyan a familiares de secuestrados, las FARC tienen además como rehenes a un número indeterminado de civiles por motivos de extorsión económica.