Comer pimiento picante alarga la vida

Científicos de la Universidad de Vermont en Estados Unidos, han revelado que el consumo de pimientos picantes ayuda a disminuir la mortalidad un 13%, sobre todo las muertes debidas a las enfermedades del corazón o a problemas de ataque cerebral.

Los pimientos y las especias han sido considerados beneficiosos para el tratamiento de las enfermedades a lo largo de los siglos. Sin embargo, hasta el año 2015 no se demostró que está asociado a la prolongación de la vida, gracias a un estudio publicado por un conjunto de investigadores chinos. Ahora, el nuevo trabajo viene a confirmar los resultados de la anterior investigación, poniendo de manifiesto que el consumo de los pimientos picantes reduce la mortalidad de forma efectiva.

Para llevar a cabo su estudio, el equipo de científicos ha utilizado información procedente de la National Health and Nutritional Examination Survey (NHANES), una base de datos médicos estadounidense con los registros de más de 16 mil pacientes a los que se les efectuó un seguimiento durante un máximo de 23 años.

Los investigadores examinaron las características basales de los participantes de acuerdo con el consumo de chiles rojos picantes, y pudieron observar que las personas que toman este tipo de pimientos eran principalmente hombres jóvenes, blancos, casados, fumadores, consumidores de alcohol, verduras y carnes. Después, analizando los datos de seguimiento durante 19 años, pudieron darse cuenta de que este grupo de personas tenía una mayor esperanza de vida.

Algunas posibles explicaciones de los beneficios para la salud del pimiento rojo picante se encuentran en el hecho de que la capsaicina, que es el componente principal de estos chiles, puede desempeñar un papel importante en los mecanismos moleculares para prevenir la obesidad y modulan el flujo sanguíneo coronario. Por otra parte, también posee propiedades antimicrobianas que pueden afectar indirectamente a alterar la microbiota intestinal del paciente.