Chinchilla viaja a la Cumbre Iberoamericana para denunciar el litigio con Nicaragua

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, viajó a Argentina para participar en la XX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estados y de Gobierno que se celebrará los días 3 y 4, con el propósito de reiterar las denuncias en contra de Nicaragua por “invasión” de una parte de su territorio.

Minutos antes de abordar el avión hacia Mar de Plata, Chinchilla dijo a la radio ADN que Costa Rica mantiene “la puerta abierta” al diálogo bilateral, pero bajo la condición de que Nicaragua retire sus tropas de un sector en la fronteriza isla Calero, sobre el que ambos países aseguran tener soberanía.

“Tenemos la puerta abierta, pero la contraparte no da señales, no hay manera de que reaccione e irrespeta foros internacionales. Nosotros seguiremos insistiendo en la importancia de que concurran las mediaciones necesarias, pero con una condición fundamental que es el cese la ocupación de nuestro territorio por parte de las tropas del ejército nicaragüense”, manifestó la presidenta.

“Costa Rica no ha provocado este conflicto; Costa Rica nunca provoca conflictos internacionales, más bien se ha caracterizado por promover la paz y la causa de la paz frente a los conflictos en muchas partes del mundo, incluso en Centroamérica”, añadió Chinchilla, quien participará por primera vez en una Cumbre Iberoamericana.

La gobernante insistió en que los costarricenses deben tener más “paciencia” para enfrentar este litigio.

“Vamos ganando en el plano que hemos escogido pelear que es la diplomacia, pero es un espacio donde las conquistas tienen a alcanzarse con mucha lentitud”, expresó.

La mandataria señaló que dedicará a dar entrevistas a medios extranjeros y que mantendrá algunas reuniones bilaterales, aunque no detalló con cuáles países.

Chinchilla estará acompañada en Mar de Plata por el canciller René Castro y por el ministro de Educación, Leonardo Garnier.