Chinchilla promete no traicionar a Costa Rica

20100208-0-0-N-CRLa virtual vencedora de las elecciones presidenciales en Costa Rica, Laura Chinchilla, prometió en su primer discurso tras reconocer su triunfo que no defraudaría la confianza depositada en ella y aludió, como principales objetivos de su mandato, a seguridad, educación o igualdad de género, entre otros asuntos.

En una comparecencia en el Hotel Crown Plaza Corobicí ante unas 5.000 personas, Chinchilla arrancó su discurso con un “gracias Costa Rica”, después de conocer que con el escrutinio al 71,1 por ciento había logrado el 46,8 por ciento de los sufragios, suficientes para no precisar siquiera de una segunda vuelta. De los 80 cantones que componen el país, Chinchilla sólo cedió en el de Valverde Vega, en la provincia de Alajuela.

“El pueblo de Costa Rica me ha dado el más preciado de sus bienes, su confianza, no la traicionaré”, afirmó Chinchilla, quien dio las gracias especialmente a su formación, Partido Liberación Nacional (PLN), informó el diario ‘La Nación’. La candidata, respaldada por el actual mandatario, Óscar Arias, prometió que tendría absoluta independencia de criterio.

Durante los casi 20 minutos que duró su discurso, Chinchilla también tuvo palabras para sus principales rivales, que reconocieron su derrota poco después de comenzar el escrutinio en vista de la diferencia de porcentajes.

El candidato del Partido Acción Ciudadana, Ottón Solís, logró el 25 por ciento de los sufragios, mientras que el derechista Otto Guevara, de Movimiento Libertario, obtuvo el 21 por ciento. “De verdad procuraron dar lo mejor de sí a lo largo de la campaña”, destacó Chinchilla.

PROMESAS

“Esta noche no recibimos un cheque en blanco, por el contrario ha sido depositada sobre nuestros hombros una gran responsabilidad”, explicó. Por este motivo, dedicó parte de su discurso a temas llamados a marcar su Presidencia y aludió, entre otros, a la defensa de los temas de género. No en vano, será previsiblemente la primera mujer que ocupe la Jefatura de Estado del país centroamericano.

Además, se marcó como su principal compromiso la “seguridad, mucha seguridad”, al referirse a la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico. Otros temas aludidos por Chinchilla fueron la política ambiental, la educación, el empleo o la atención a ancianos.