Chavismo y oposición tienden puente de diálogo pero mantienen distancia

El presidente venezolano, Hugo Chávez, tendió un puente de diálogo a los diputados de oposición en una actitud sorprendemente conciliadora, que fue bien recibida por los detractores del mandatario aunque pidieron que no se quede sólo en palabras.

En su mensaje anual ante el Parlamento, Chávez dio muestras de un tono más conciliador pese a que sólo 10 días antes había exhortado a “triturar” a los diputados de la oposición presentes en el nuevo Congreso, donde tienen un 40% de representación tras cinco años de ausencia.

“Bienvenida la verdadera política. Y no nos dejemos descarrilar de nuevo, veámonos como adversarios pero no como enemigos. Hagamos política de verdad”, convocó Chávez durante su rendición de cuenta, un discurso que se extendió por más de siete horas.

“Ruego que no perdamos esta oportunidad. Está en sus manos, diputados, la responsabilidad de sembrar la semilla del debate”, insistió el presidente, que habló de la “irrupción democrática” de la oposición.

Los diputados opositores ven con buenos ojos esta posibilidad de diálogo en un país dividido políticamente y donde el gobierno frecuentemente descalifica a sus adversarios. Sin embargo, esperan que en “esta oportunidad sea sincero”.

En su discurso Chávez, en el poder desde 1999, también planteó la posibilidad de devolver en mayo al Parlamento los poderes especiales que le entregó en diciembre pasado la anterior legislatura, semanas antes de terminar su período.

Esa Ley Habilitante, muy criticada dentro y fuera de Venezuela, facultó a Chávez para legislar por decreto hasta mediados de 2012, seis meses antes de las elecciones presidenciales en las que aspirará a un nuevo mandato.

La ley fue solicitada por Chávez para hacer frente a la emergencia por las lluvias que a fines del año pasado dejaron 130.000 damnificados.

Machado, que se mantuvo muy seria incluso durante los momentos más distendidos del discurso, criticó que Chávez mencionara “hechos que ocurrieron hace más de 200 años” y eludiera su responsabilidad en asuntos como la creciente inseguridad.

Machado dijo además que buscarán interpelar a ministros y autoridades por asuntos como la escasez de vivienda o la inflación, que en 2010 fue de 27,2%, la más alta de América Latina.

Durante el pasado período legislativo la oposición estuvo ausente ya que en 2005 se marginó de las elecciones parlamentarias, lo que en la práctica cedió el poder Legislativo al oficialismo.