Chávez defiende a su amigo Gadafi

El presidente venezolano se ha pronunciado por fin sobre la revuelta contra su amigo libio. Y lo ha hecho a través de Twitter: “¡Viva Libia y su independencia! Gadafi enfrenta una guerra civil”, ha escrito Chávez, felicitando a su ministro de Exteriores, Nicolás Maduro, por su “lección a la ultraderecha pitiyanqui”.

Maduro justificó los bombardeos del régimen de Gadafi contra los opositores al enfrentarse a una ronda de preguntas en la Asamblea Nacional sobre el estado de las relaciones bilaterales. La oposición venezolana ha pedido que Gadafi devuelva la espada de Bolívar que Chávez le regaló en septiembre de 2009.

Maduro justificó los bombardeos como parte de una guerra en la que el imperio de los EE.UU. busca apoderarse del petróleo libio, parafraseando al ex presidente cubano Fidel Castro.

Maduro dijo que en Libia se ha comenzado la secesión de una parte importante del país africano donde se produce hidrocarburo y gas, lo que es el inicio de una guerra civil, “pasarán varias semanas para saber la verdad de lo que ocurre, pero un periodista de la cadena Telesur, dijo que estaba todo normal”. Aclaró que Trípoli había vuelto a la normalidad. “Ahí viven unos dos millones de personas, quien afortunadamente han regresado a sus trabajos y actividades cotidianas”. “Me gustaría saber –dijo el canciller Maduro- por qué los que critican a Libia no critican la matanza de casi un millón de personas en los bombardeos imperialistas de Irak. También en Afganistán y Pakistán. Son unos asesinos por igual”, dijo. “Hay que ver la situación de Libia con objetividad” cuando citó a Fidel Castro, quien ha escrito que “se están creando las condiciones para invadir a Libia y tomar su petróleo”.

Los bombardeos que ha ordenado el gobierno libio contra la población civil han causado más de 300 manifestantes muertos en los últimos días. Maduro dijo que “los ataques de los rebeldes contra las instituciones públicas han sido respondidos con ataques del gobierno, están en una guerra, hay que verlo con objetividad”.

La bancada opositora repudió a Gadafi y exigió que la espada del Libertador Simón Bolívar que Chávez le obsequió en el 2009 sea devuelta a Venezuela. En respuesta Maduro dijo la espada de Bolívar estaba bien representada y dignificada en manos de Gadafi. “Es el más alto reconocimiento que puede otorgar el presidente de Venezuela”, quien comparó al libio con el Libertador de América. Líder libio posee una réplica de la Espada de Bolívar, el más alto reconocimiento que puede otorgar el presidente de Venezuela.